| 6/27/2008 12:00:00 AM

Las fusiones y adquisiciones cayeron 35% en el mundo en lo que va del año

LONDRES - Los banqueros de fusiones y adquisiciones enfrentan cada vez más despidos, debido a una dura caída en el volumen de este tipo de operaciones en el primer semestre, según un informe preliminar de Thomson Reuters, y el panorama sigue oscuro para lo que resta del 2008.

La actividad global de fusiones y adquisiciones disminuyó un 35 por ciento en lo que va del año, a 1,579 billones de dólares, según datos al primer semestre, dado que la crisis crediticia y la incertidumbre económica alejó a las empresas de los grandes acuerdos.

Las compras de las firmas privadas de inversión, que apuntalaron el reciente auge de este tipo de operaciones, se redujeron un 66 por ciento en Europa, a 48.000 millones de dólares, y en un 86 por ciento en Estados Unidos, a 42.000 millones de dólares, en el primer semestre.

Dada el alza de la inflación y el sinfín de temores económicos en Estados Unidos y Europa, parece improbable ver una pronta recuperación en los volúmenes a los niveles récord que exhibieron hasta junio del 2007, comentaron especialistas.

"No vemos otro boom como el de principios del 2007 por otros tres o cuatro años," dijo Hermann Prelle, jefe adjunto de banca de inversión de UBS.

Varios bancos, como Citigroup Inc y Goldman Sachs Group Inc, ya han eliminado empleos en el área de fusiones y adquisiciones para tratar de adaptarse a un mercado que se enfría, y podrían recortar más puestos si la desaceleración de la actividad se come sus ganancias.

En Estados Unidos, la mayor economía del mundo, la fuerte desaceleración y el sombrío panorama quedó claro esta semana cuando se supo que la confianza del consumidor bajó a su menor nivel en 16 años y los precios de las casas sufrieron una caída anual récord.

La desaceleración, que comenzó con la crisis crediticia hace casi un año, se ha esparcido y ahora está minando buena parte de la estabilidad económica en Europa y Estados Unidos, la que había permitido el auge de las fusiones.

Los mercados emergentes podrían ayudar a evitar algo de la crisis.

Las compañías occidentales han seguido invirtiendo en países nuevos para crecer y los inversionistas de Asia están entrando a Europa, al adquirir empresas completas o parte de ellas.

Por ejemplo, la india Tata Motors Ltd adquirió las marcas de autos Jaguar y Land Rover a la estadounidense Ford Motor Co en marzo por 2.300 millones de dólares.

Una serie de fondos chinos, asiáticos y de Oriente Medio han invertido millones en instituciones financieras de Occidente.

Pero es improbable que los nuevos participantes alcancen la escala necesaria como para cambiar el ánimo.

"El mercado ha visto una brusca desaceleración en Estados Unidos, en particular en lo relativo a actividad de patrocinadores financieros," dijo Brett Olsher, cojefe de fusiones y adquisiciones globales de Deutsche Bank.
(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?