| 8/6/2011 9:20:00 AM

Las fuerzas de seguridad sirias detienen a un destacado opositor

Las fuerzas de seguridad sirias detuvieron a Walid al Buni, un importante miembro de la oposición siria y destacado activista pro derechos humanos, informaron varios grupos opositores.

Según los Comités de Coordinación Local, los agentes de los cuerpos de seguridad irrumpieron en la casa de Al Buni, médico otorrinolaringólogo, y detuvieron a este junto a sus hijos Iyad, de 19 años, y Moayad, de 18 años.

Mientas, la red opositora Flash añadió en su página en Facebook que Al Buni fue detenido sobre las 19.00 hora local (16.00 GMT) por 20 miembros de las fuerzas de seguridad en la casa en la que se escondía junto a sus hijos.

La reacción de los opositores al régimen de Bachar al Asad ha sido inmediata, y ya han creado una página en Facebook llamada "Liberad a Walid al Buni y a sus hijos" .

Al Buni es uno de los activistas históricos de la oposición siria y ha pasado dos temporadas en la cárcel desde la llegada a la presidencia de Bachar al Asad tras la muerte de su padre Hafez, en el año 2000.

La primera pena le tuvo en prisión de 2001 a 2005, y en octubre de 2008 Al Buni fue condenado de nuevo a dos años y medio de cárcel junto a once activistas pro democracia que formaban el grupo conocido como Declaración de Damasco por "debilitar el sentimiento nacional y extender falsos rumores que pueden debilitar el espíritu nacional".

En junio de 2010, este opositor recuperó la libertad tras cumplir la pena íntegramente.

El régimen de Bachar al Asad ha redoblado su campaña de represión contra los manifestantes que piden su salida del poder desde el comienzo del Ramadán, el 1 de agosto, sin lograr hasta ahora sofocar las protestas.

(EFE)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?