| 7/22/2005 12:00:00 AM

Las empresas de Estados Unidos vuelven a soñar con debutar en la bolsa

El índice Standard & Poor's 500 cerró ayer en nuevos máximos de los últimos cuatro años. El buen momento que vive Wall Street ha disparado las salidas a Bolsa. El rendimiento de las últimas salidas ha sido notablemente positiva.



Entre las que han debuta en el NYSE destaca el fabricante de ropa íntima femenina Maidenform, que acumula ganancias superiores al 12% en apenas cuatro días de cotización. En este caso, los bancos de inversión que coordinaron la OPV, Credit Suisse First Boston, UBS y Goldman Sachs, acordaron a última hora situar el precio de salida (US$17 por acción) por encima del rango fijado inicialmente (entre US$14 y US$16). Pese a este movimiento, la aceptación del valor entre los inversores ha sido notable.



Un caso similar ha sido el de ITC, que se estrenó dos sesiones después. Lehman Brothers, Credit Suisse First Boston y Morgan Stanley, coordinadores de la OPV, fijaron el precio de la salida a bolsa en US$23 por título, pese a que el rango inicialmente establecido estaba entre 19 y 21 por acción. Su estreno ha sido meteórico. En apenas tres sesiones, su cotización se ha disparado por encima del 21%.



Según Goldman Sachs, en lo que va de año 70 compañías han debutado en el NYSE, una cifra que va camino de superar el récord del pasado año, cuando un total de 132 valores entraron a cotizar por primera vez en la Bolsa de Nueva York. De momento, la cifra de OPV ha superado ya el total de las registradas el pasado año, cuando 60 nuevas compañías empezaron a cotizar.



La situación se ha trasladado también al Nasdaq, donde los dos últimos debuts (Adams Respiratory y Diamond Foods) también se han disparado pese a comenzar a cotizar a un precio superior al previsto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?