| 6/30/2008 12:00:00 AM

Las bolsas cierran un semestre deslucido. El peor primer semestre en seis años.

NUEVA YORK- La crisis mundial del crédito, que entró en el radar de los inversores hace casi un año, borró 3,3 billones de dólares de valor de los mercados bursátiles mundiales en el primer semestre del año, y las expectativas de una recuperación en la segunda mitad se desvancen rápidamente.

Los índices bursátiles mundiales de referencia en el mundo cerraron su peor primer semestre en seis años e incluso en más tiempo.

Para algunos, visiblemente para el promedio de acciones líderes estadounidense Dow Jones que bajó un 14,4 por ciento en los seis meses que terminaron el 30 de junio, fue el peor comienzo de año en casi cuatro décadas.

Incluso las superpotencias entre los mercados bursátiles de los países emergentes, incluyendo a China e India, no escaparon a la corriente vendedora.

Los inversores se han desecho de cualquier cosa que implique riesgo -acciones, activos de mercados emergentes y créditos corporativos- por temor a que una desaceleración mundial sea exacerbada por la inflación creciente y un alza de las tasas de interés.

Además, un panorama de derrumbe de las ganancias corporativas se ha sumado al ambiente.

La situación ha dejado a gran parte de los mercados accionarios dentro o cerca de lo que se conoce como terreno pesimista, por primera vez desde que reventó al burbuja especulativa en valores tecnológicos a comienzos de la década, y pocos están dispuestos a decir que lo peor ha pasado.

"Es muy pronto para hablar un piso sostenible," dijo Mohamed El-Erian, uno de los presidentes ejecutivos de Pacific Investment Management Co, o Pimco, que supervisa 812.000 millones de dólares en activos, en una entrevista con Reuters.

El-Erian fue una de las voces clave en alertar sobre la burbuja del crédito el año pasado.

La confianza no es mejor fuera de Estados Unidos.

"En este ambiente, la tensión sigue siendo muy alta," dijo Irene Cheung, jefe de investigación de mercados locales de Asia de ABN AMRO en Singapur.

Terreno pesimista
Desde comienzos del año, el índice accionario mundial MSCI All-World Index ha perdido un 11,9 por ciento, lo que equivale a borrar 3,3 billones de dólares de valor del mercado.

El referente no está aún en terreno pesimista, pese a que ha caído cerca de un 17 por ciento desde el máximo que alcanzó en octubre pasado. Usualmente, se considera que se entra a terreno pesimista luego de una caída de 20 por ciento o más desde máximos.

Sin embargo, otros mercados no han tenido tanta suerte. El índice estadounidense Nasdaq, que ha caído un 13,6 por ciento en lo que va de año, ha estado en territorio negativo desde febrero.

El referente europeo de acciones líderes FTSEurofirst 300 cerró el primer semestre con una pérdida de un 20,3 por ciento y cayó en terreno pesimista en enero.

El índice japonés Nikkei 225 esta en terreno pesimista desde enero y ha bajado un 11,9 por ciento en los últimos seis meses, en lo que constituye su peor comienzo de año desde 1995.

El índice Hang Seng de Hong Kong perdió un 20,5 por ciento en el semestre, su desempeño más bajo para un inicio de año desde 1994.

El referente chino Shanghai Composite ha bajado un 48 por ciento desde que comenzó el año, para su peor partida desde al menos 1992.

El promedio industrial Dow Jones acabó el lunes cerca de mínimos de dos años, y cerró su peor primer semestre desde 1970. Ahora sólo 18 puntos lo separan de terreno pesimista.

 
(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?