| 9/29/2006 12:00:00 AM

Las AFP perdieron Ecogás

Las administradoras de fondos de pensiones y cesantías (AFP) no superaron el precio base del gobierno para la privatización de Ecogás. Los fondos, que ya habían elegido a Enbridge como el operador que administraría los activos de Ecogás, perdieron la oportunidad de quedarse con la mayor transportadora de gas del país.

Los fondos de pensiones y cesantías destaparon hoy su oferta por Ecogás: 1,96 billones de pesos por la mayor transportadora de gas del país. La oferta no les alcanzó para convertirse en los nuevos dueños de la transportadora de gas más grande del país pues fue inferior al 90% del precio mínimo fijado por el Estado para su enajenación.

Por primera vez en la historia colombiana se iba a privatizar una empresa estatal con recursos de millones de ahorradores del sector solidario, pero al final de cuentas no se logró. Ahora el gobierno iniciará una segunda fase en la que le ofrecerá la empresa estatal al sector privado nacional o internacional.

Tras la primera oferta pública que realizó el gobierno al sector solidario del 100% de las acciones de La Transportadora de Gas del Interior (TGI), empresa que se constituyó para enajenar los activos de Ecogás; las administradores de fondos de pensiones (AFP) se quedaron con el 97,15% de las mismas.

Luego de esa adjudicación, las AFP debían elegir operador antes del 7 de septiembre para poder presentar su oferta económica al gobierno en el día de hoy cuando se realizó oficialmente la subasta. Pero el precio ofertado no les alcanzó a las AFP para convertirse en los nuevos dueños de los activos de Ecogás, ni a Enbridge para ser la nueva administradora de dichos activos.

Así las cosas, PDVSA entraría nuevamente a la baraja de compañías interesadas en quedarse con la transportadora.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?