| 4/19/2012 11:10:00 AM

Lagarde ve tímida recuperación económica y pide a Europa "aplicar reformas"

La economía global registra una "tímida" recuperación con "nubes oscuras" en el horizonte, por lo que reiteró la importancia de reforzar los recursos de la institución y de estrechar la supervisión internacional, afirmó hoy Christine Lagarde, directora gerente del FMI.

Washington - En su conferencia de prensa de apertura de los encuentros de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), Lagarde advirtió sobre la "fragilidad" económica internacional.

"Sopla un viento de primavera pero en el horizonte hay nubes oscuras", explicó.

Apuntó a Europa como epicentro de las "renovadas tensiones financieras", pero también como ejemplo de la toma de decisiones coordinadas, entre ellas la inyección de liquidez del Banco Central Europeo y la consolidación del "cortafuegos".

"Mi mensaje para Europa es aplicar las reformas y profundizar la integración", dijo Lagarde, quien citó los "serios" esfuerzos de las autoridades españolas.

El principal riesgo observado por el FMI en sus últimas "Perspectivas Económicas Globales" es la debilidad del sistema bancario europeo y su exigencia de recapitalización, que puede lastrar el ya anémico crecimiento en la zona euro.

Por ello, Lagarde se sumó a varios altos funcionarios del Fondo quienes han alentado estos días a las autoridades europeas a utilizar recursos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por su sigla en inglés) como el Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM, por su sigla en inglés) para apoyar los bancos de la eurozona.

Asimismo, recordó que los mercados emergentes también deben actuar por su parte "impulsando el crecimiento doméstico, prestando atención a los flujos de capital, y aceptando la evolución de las monedas".

En este sentido, celebró de nuevo el anuncio de China de ampliar la banda de flotación del yuan de la semana pasada.

"No es un paso pequeño, es importante, pero espero que no sea el último, que se vaya paso a paso hacia la internacionalización de la economía es lo deseable", apuntó.

Por otro lado, Lagarde reincidió en la importancia de crear un "colchón de recursos adicionales" y se mostró convencida que al término de la reunión de líderes económicos mundiales habrán incrementado, dijo, "nuestros recursos significativamente".

Por el momento, el Fondo ha logrado el compromiso de 320.000 millones de dólares extras, gracias a las aportaciones de Japón, Suiza, Europa, Dinamarca, Suecia y Noruega.

Lagarde afirmó que más contribuciones están en preparación por parte de otros países y que espera que sean anunciadas a lo largo de la reunión que se prolongará hasta el sábado.

Pese a estas promesas preliminares, el FMI aún se encuentra a la espera del respaldo de las principales economías emergentes, como Brasil, Rusia o China, para apuntalar el "círculo de protección" internacional.

Estos países, con tasas de crecimiento muy por encima de las de las economías avanzadas, han condicionado sus nuevas aportaciones a una reestructuración del equilibrio en los organismos internacionales que les dé más poder de decisión.

Asimismo, la exministra de Finanzas de Francia instó a EE.UU., mayor contribuyente del Fondo, a ejercer y "demostrar" su rol de "líder mundial" con un aporte adicional.

Por ahora, Estados Unidos ha rechazado esta proposición con el argumento de que Europa tiene recursos suficientes para hacer frente a la situación.

Y ha subrayado que ha abierto otros mecanismos de apoyo como el "swap" en dólares (intercambio de divisas) para proveer "acceso sin límite" a dólares, habilitado por la Reserva Federal de Estados Unidos.

Durante las reuniones de primavera del FMI y el BM, también tendrá lugar un encuentro de ministros del G-20, en la que prepararán la agenda de la próxima cumbre presidencial a celebrar en México en el mes de junio. 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?