| 6/16/2008 12:00:00 AM

Laboratorio bosnio ayudará a investigar guerra sucia en Chile

SARAJEVO, Bosnia-Herzegovina _ Un laboratorio con sede en Bosnia, preparado para identificar a personas desaparecidas tras las guerras en la ex Yugoslavia, está ayudando al gobierno de Chile a identificar a los desaparecidos durante la "guerra sucia" de la década de 1970, dijeron funcionarios.

La Comisión Internacional de Personas Desaparecidas (CIPD) y el gobierno de Chile firmaron un acuerdo y las primeras 43 muestras de hueso y 73 muestras de referencia han llegado a Sarajevo para ser estudiadas, dijo el laboratorio de la comisión en Bosnia, en un comunicado.

"Este es un acuerdo muy importante para nosotros", dijo la doctora Gloria Ramírez Donoso, de los servicios médicos legales de la secretaría de Justicia de Chile. "La CIPD nos ha dado la verdadera oportunidad de lograr justicia en nuestros casos".

Agregó que las muestras de hueso fueron encontradas en una fosa común en Calama, región desértica en el norte de Chile.

De acuerdo con un informe oficial elaborado tras la restitución del gobierno civil en Chile en 1990, unas 3.197 personas fueron muertas por razones políticas durante la dictadura encabezada por Augusto Pinochet de 1973 a 1990, entre ellas 1.197 "desaparecidos", declarados muertos posteriormente.

La CIPD, establecida en 1996, maneja uno de los más importantes laboratorios de análisis de material genético del mundo.

Su sistema de pruebas masivas fue desarrollado para ayudar a identificar los cadáveres dejados por los conflictos en la ex Yugoslavia. Ayudó también a identificar a las víctimas de los atentados del 2001 contra el Centro de Comercio Mundial en Nueva York y las del huracán Katrina, y del tsunami asiático del 2004. La agencia coopera también con las autoridades iraquíes.

 
(AP)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?