| 3/14/2011 4:00:00 PM

La UE y Mercosur siguen estudiando por separado ofertas de acceso a mercados

La Unión Europea (UE) y los países del Mercosur iniciaron hoy una nueva semana de trabajo de cara a lograr un acuerdo de asociación, en la que aún no intercambiarán ofertas de acceso a mercados de sus productos más sensibles, especialmente la carne.

Bruselas - Esta es la cuarta ronda de negociaciones que mantienen ambas partes desde que se retomó el proceso en Madrid en mayo de 2010, tras permanecer estancadas varios años, y todavía no han puesto sobre la mesa ofertas concretas para la liberalización del comercio de sus productos y servicios.

Por el momento, los negociadores siguen centrados en la parte normativa del pilar comercial del acuerdo, que incluye capítulos como las barreras técnicas al comercio, las reglas de origen o la competencia, aseguraron fuentes europeas.

Los productores europeos tienen los ojos puestos en la próxima ronda de negociación, prevista para la semana del 2 al 6 de mayo en Asunción, para intercambiar las primeras ofertas de acceso a mercados (especialmente en lo relacionado con la carne), aunque esto no fue confirmado por la UE.

Por el momento, la Comisión Europea -la institución que negocia el acuerdo en nombre de los 27 países de la UE- no puede precisar en qué fecha se intercambiarán las primeras ofertas, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

"Ambas partes están trabajando ahora de manera interna en la preparación de sus ofertas", agregaron.

Asimismo, afirmaron que la Comisión está al corriente de las "sensibilidades" de algunos productores agrícolas europeos y garantizaron que "se tendrán totalmente en cuenta" a la hora de negociar con los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

En ese contexto, y aludiendo en especial al sector de la producción de carne, señalaron que cualquier oferta bilateral al Mercosur tendrá que recoger las propuestas ya hechas por la UE en el marco de la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

Los agricultores y ganaderos de varios países europeos, como Francia o Irlanda, han mostrado a Bruselas su preocupación por los efectos de un eventual tratado de libre comercio con el bloque suramericano, donde hay países que son líderes mundiales en la producción de carne.

Mientras el Mercosur reclama concesiones para aumentar el acceso al mercado europeo de los envíos de productos agrícolas y ganaderos, los productores de la UE creen que la liberalización provocaría un "colapso" del sector vacuno europeo y pérdidas por valor de 25.000 millones de euros, según un reciente estudio del comité de organizaciones agrarias y cooperativas europeas (Copa-Cogeca).

A estas preocupaciones se ha sumado el Parlamento Europeo, que ha pedido a la Comisión que no negocie a costa de concesiones agrícolas que, a su juicio, pueden resultar muy perjudiciales para los productores europeos.

Además, la Eurocámara ha solicitado la elaboración de un estudio previo del impacto del acuerdo antes de cerrar las negociaciones.

Por lo que respecta a los otros pilares del acuerdo de asociación que negocian la UE y el bloque suramericano -diálogo político y cooperación-, la presidencia de turno del Mercosur, que actualmente ocupa Paraguay, ya ha propuesto a los europeos varios temas en los que ahondar en las próximas sesiones de trabajo.

En concreto, asuntos relacionados con los países sin litoral dentro del grupo, el derecho de tránsito y acceso al mar, la soberanía energética, la soberanía de los recursos naturales y la violencia de género, tal y como informó la cancillería paraguaya la semana pasada.

Las rondas de negociación anteriores se llevaron a cabo en julio pasado en Buenos Aires, en octubre en Bruselas y a finales de noviembre y principios de diciembre en Brasilia.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?