| 1/31/2007 12:00:00 AM

La UE demanda a España por OPA E.On-Endesa

El gobierno español eliminó las restricciones iniciales que impuso a la OPA de la firma alemana, pero el tres de noviembre decretó otras nuevas.

Bruselas.- Los reguladores de la Unión Europea llevaron el miércoles al gobierno socialista español a los tribunales de justicia por no haber derogado las cortapisas erigidas para impedir la oferta pública de adquisición por 37.000 millones de euros (48.000 millones de dólares) de la eléctrica alemana E.On AG por la española Endesa SA.

La "carta de comunicación oficial" enviada el miércoles a las autoridades españolas es el primer paso oficial de la demanda que podría concluir en el máximo tribunal de justicia de la UE. La Comisión de la UE consideró ilegales algunas de las condiciones y dio de plazo a España hasta el 19 de enero para que las eliminara.

"Al día de hoy, las autoridades españolas no han informado a la Comisión de las medidas adoptadas" para cumplir la demanda del 20 de diciembre de eliminar parte de las condiciones, dijo el vocero de la UE Jonathan Todd. "Las medidas españolas son ilegales y deben ser eliminadas", agregó Todd, e insistió que el brazo ejecutivo de la UE es el único autorizado a pronunciarse sobre las OPAS importantes que afectan al mercado europeo.

El gobierno socialista español respaldó la OPA que hizo por Endesa la firma catalana Gas Natural SA _ muy inferior _ por 20.900 millones de euros (27.100 millones de dólares) al considerar que redunda en el interés nacional contar con una empresa energética global propiedad española, aunque salieran perjudicados los accionistas de Endesa.

La Comisión de la UE se opuso en septiembre a las condiciones iniciales del gobierno español para impedir la OPA de E.On, y dijo el miércoles que las concesiones españolas "no son suficientes para cumplir plenamente" con las demandas de la UE. Y la Comisión insistió que las nuevas demandas impuestas en noviembre también son ilegales.

Las últimas condiciones obligarían a E.On a mantener el nombre de Endesa por cinco años, le impediría vender el negocio generador de electricidad de Endesa fuera de España y obligaría a las plantas térmicas de Endesa a seguir quemando carbón español, pese a ser mucho más caro que otros europeos.

Además, E.On debía prometer no adoptar "decisiones estratégicas" sobre Endesa y la seguridad española del suministro que fuera "contraria al orden legal español".

Los reguladores de la UE sostienen que las nuevas condiciones violan las normas de la UE sobre la libre circulación de capitales y la libertad de hacer negocios en cualquiera de las 25 naciones del bloque.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?