| 3/28/2011 9:40:00 AM

La tripulación de British Airways vota a favor de nuevas huelgas

La tripulación de cabina de British Airways (BA) votó hoy por mayoría a favor de nuevas huelgas para pedir que se restablezcan los incentivos eliminados el año pasado.

Londres - También votaron para que se resuelvan los expedientes disciplinarios abiertos para penalizar a los trabajadores que participaron en paros laborales.

La votación celebrada hoy es una repetición de otra que se llevó a cabo antes de Navidad y que fue declarada inválida por defecto de forma.

Aunque no se puede descartar que se convoquen huelgas para Semana Santa, los sindicatos han indicado anteriormente que no hay nada planeado para esas fechas.

Un portavoz de BA señaló que "ahora es momento de cooperar y no de enfrentarse" y dijo que se habían mantenido reuniones con Unite para intentar resolver la disputa.

El conflicto entre la dirección y los trabajadores empezó en noviembre del 2009, cuando BA redujo de 15 a 14 el número de tripulantes de cabina en sus vuelos largos e introdujo una congelación salarial de dos años.

La imposición de esas medidas llevó a una serie de huelgas durante los meses de primavera y verano del año pasado, a las que la empresa respondió eliminando los incentivos de la tripulación -que podían comprar asientos baratos en los vuelos con plazas libres- y penalizando a los representantes sindicales.

Los sindicatos piden ahora que se restablezcan esos beneficios, que los expedientes disciplinarios se sometan a un arbitraje y que se restablezca la paga a las personas que estuvieron enfermas en los días de huelga.

Además, piden una conversación con la dirección de la aerolínea para analizar cómo ésta ha manejado las relaciones laborales. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?