| 4/1/2011 2:40:00 PM

La telefónica CenturyLink compra a rival Qwest por US$12.200 millones

La compañía telefónica CenturyLink anunció hoy que completó la adquisición de su rival Qwest Communications por unos US$12.200 millones, una operación que combina a la tercera y cuarta mayores empresas de telefonía de Estados Unidos.

Nueva York - Los accionistas de Qwest recibirán 0,1664 acciones comunes de CenturyLink por cada uno de sus títulos, en una transacción por la que la nueva compañía, que mantiene el nombre de CenturyLink, dará servicio de telefonía fija a 37 estados del país con más de 305.000 kilómetros de cableado, informó la firma en un comunicado.

La sede de la nueva telefónica, que será la tercera mayor del país tan solo por detrás de AT&T y Verizon Communications, permanecerá en Monroe (Luisiana), y durante los próximos meses el nombre de Qwest continuará estando operativo en los mercados donde está presente.

CenturyLink aseguró en ese mismo comunicado que si se combinan los ingresos que anotaron ambas telefónicas en 2010 resulta un total de US$18.600 millones, al tiempo que informó que mantendrá los dividendos que reparte anualmente entre sus accionistas en los US$2,90 por título.

La adquisición, anunciada por primera vez en mayo pasado, se produce ante los numerosos problemas financieros que ha vivido Qwest en la última década, ya que los consumidores estadounidenses cuentan cada vez más con teléfonos móviles.

En 2000 Qwest se fusionó con US West en una transacción valorada en US$50.000 millones, pero dos años después los analistas empezaron a temer que la compañía podría tener que verse forzada a declararse en bancarrota, afectada por sus problemas de deuda y las acusaciones de fraude en su contra.

Hacia la media sesión en la Bolsa de Nueva York (Nyse), las acciones de CenturyLink perdían el 1,11 % para cambiarse por US$41,09.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?