| 6/24/2013 3:51:00 PM

La tasa de desempleo en México aumentó en mayo

La tasa de desempleo en México alcanzó el 4,93% de la Población Económicamente Activa (PEA) en mayo pasado, cifra superior al 4,83% registrado el mismo mes de 2012.

En términos mensuales desestacionalizados (sin factores coyunturales por temporada), el nivel de desempleo se ubicó en 5,07 % en el quinto mes de 2013, 0,07 puntos porcentuales por debajo del nivel del mes previo.

La tasa de desempleo entre los hombres pasó del 4,73 % registrado hace un año a 4,93 %, mientras que la de las mujeres bajó ligeramente, al pasar de 4,95 % a 4,93 %.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para ofertar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, alcanzó el 8,6 % de toda la ocupada, inferior a la tasa de 8,9 % registrada un año antes.

El Inegi, que considera empleadas a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto, situó la tasa de ocupación en el 95,07 % de la PEA.

De esa población, las personas en la economía informal representaron el 59,67 % del total, por debajo del 60,18 % que había en mayo de 2012.

De la población ocupada, un 42,2 % se concentró en el sector servicios, 19.5 % en el comercio, 15,8 % en la industria manufacturera y el 13,9 % en las actividades agropecuarias.

Otro 7,3 % en la construcción, 0,7 % en otros sectores como la minería, la electricidad, el agua y el suministro de gas, y el 0,6 % restante no especificó su actividad.

El 66,2 % de los trabajadores son asalariados, el 23,2 % autónomos, el 6,3 % son personas sin pago fijo que trabajan en negocios o parcelas familiares y un 4,3 % es empleador o patrón.

México cuenta con 112,3 millones de habitantes, según el último censo de población, de los cuales 52 millones viven en la pobreza.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?