| 4/16/2013 9:47:00 AM

La salud económica global mejora pese a riesgos en EEUU y Europa

El Fondo Monetario Internacional dijo que las perspectivas económicas globales han mejorado, al desaparecer amenazas como el peligro de desintegración de la zona euro, aunque alertó de que EEUU y Europa son aún focos problemáticos.

El organismo, que publicó hoy su informe semestral "Perspectivas Económicas Globales", pronostica que la economía global crecerá un 3,3 % este año, dos décimas menos que lo previsto en enero, y repuntará un 4 % en 2014, un dato que se mantiene sin cambios.

"Las perspectivas económicas globales han mejorado nuevamente, pero la senda de la recuperación en las economías avanzadas seguirá teniendo baches", destaca el estudio, que menciona que la demanda privada se ha recuperado en EEUU pero es todavía muy débil en la zona euro.

Los países emergentes, por el contrario, avanzan en la dirección correcta y dan muestras de reactivación tras sufrir un frenazo en la actividad en el 2012.

El FMI prevé que los países emergentes y las economías en desarrollo avancen a un ritmo del 5,3 % en el 2013 y un 5,7 % el próximo año, tras el repunte del 5,1 % del 2012.

El Fondo subraya que la sólida demanda de los consumidores, la continuidad de las políticas macroeconómicas y la revitalización de las exportaciones permitirán mayores tasas de crecimiento en "muchas" economías de Asia, el África subsahariana y Latinoamérica.

El estudio celebra, por lo demás, que en los últimos seis meses los países avanzados hayan desactivado dos de las grandes amenazas a corto plazo para la salud económica global: la posible desmembración de la zona euro y una fuerte contracción fiscal en EEUU.

La respuesta de los mercados financieros, recuerda el Fondo, no se hizo esperar, con subidas generalizadas alrededor del mundo.

Pese a los avances, subsisten los riesgos, según el FMI, que advierte de la fatiga de los ajustes en Europa, la debilidad de los balances, los problemas en los mercados crediticios en los países periféricos de la zona euro y la ausencia de una unión monetaria y económica lo suficientemente sólida.

En EEUU y Japón las amenazas a medio plazo provienen de la incertidumbre sobre la política fiscal.

El organismo advierte, en ese sentido, del efecto pernicioso que tendría la incapacidad de EEUU para aumentar el techo de la deuda, una acción "autodestructiva" a la que el Fondo concede pocas posibilidades.

El informe considera también preocupante "a medio plazo" la ausencia de planes sólidos de consolidación fiscal en EEUU y Japón, el elevado endeudamiento privado y el insuficiente progreso institucional en la zona euro, que podría conducir a un periodo prolongado de bajo crecimiento.

Entre las buenas noticias destaca la ausencia de presiones inflacionarias, lo que deja un amplio margen de actuación a los bancos centrales, que deben de ser conscientes, con todo, de los riesgos que pueden acarrear sus políticas expansivas.

Un estudio reciente publicado por el FMI señalaba, en ese sentido, que los bajos tipos de interés impulsados por los bancos centrales hacen que los inversores busquen mejores retornos en otros activos y podrían llevar a la formación de nuevas burbujas financieras en el sector de fondos de inversión y aseguradoras.

Por lo demás, el informe considera "exageradas" las quejas sobre depreciaciones competitivas en el mercado de divisas.

"El dólar y el euro parecen estar moderadamente sobrevalorados y el yuan moderadamente infravalorado. Los indicios sobre la valoración del yuan son mixtos", concluye el informe. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?