| 9/9/2010 1:50:00 PM

La reestructuración de Satena

El pasado 6 de septiembre el Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, radicó ante el Congreso de la República un proyecto de ley con el que el gobierno pretende reestructurar la aerolínea Satena, empresa que hace parte del Holding Grupo Social y Empresarial de la Defensa.

El Ministerio de Defensa viene liderando desde hace más de un año un plan de modernización de SATENA con el fin de lograr que la empresa se adapte a las condiciones de un mercado cada vez más exigente sin descuidar el cumplimiento de su responsabilidad social.

La estrategia para lograr la renovación de Satena ha incluido el diseño de un nuevo modelo operacional, que busca ampliar la cobertura de rutas de la aerolínea de 21 a 30 destinos sociales, un plan de modernización de su flota con aviones más eficientes y económicos en su operación, que se traducen en la disminución de los costos en las tarifas a los usuarios y una inyección de recursos.

Aunque Satena se mantiene como una empresa rentable, el Ministerio de Defensa considera que necesita de una capitalización, para lo cual se requiere una nueva naturaleza jurídica que la convierta en una sociedad pública por acciones y de esta manera lograr que la Nación pueda inyectar los nuevos recursos.

El Proyecto de Ley dice que Satena se convertirá en una “sociedad pública por acciones, de carácter anónimo, vinculada al Ministerio de Defensa Nacional” y que continuará conectando las regiones del país. Una vez asumida la nueva naturaleza jurídica de Satena, el Ministerio pagará las deudas de la aerolínea, hasta por $98.000 millones.

El Gobierno Nacional está convencido de que con este proyecto Satena logrará niveles más altos de competitividad, podrá consolidar alianzas estratégicas y posicionarse como una empresa de talla mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?