| 12/13/2006 12:00:00 AM

La OPEP podría dejar sin variar la producción

El mayor productor del cartel, Arabia Saudí, reconoció que hay ahora menos entusiasmo para reducir la cuota extractora del grupo, en comparación a hace sólo unos días.

Abuja, Nigeria.- La OPEP quizá mantenga sin variaciones su producción, sugirió el miércoles el presidente del cartel, pese a los repetidos llamamientos de algunos ministros de energía para que adopte nuevas mermas como forma de apuntalar los precios, la víspera de la reunión de fin de año de la entidad.

Hasta hace poco, el presidente de la OPEP Edmund Daukoru, que es además ministro del petróleo de Nigeria, había respaldado con firmeza una nueva reducción. Pero el miércoles indicó que la Organización de Países Exportadores de Petróleo debe "examinar primero los hechos" antes de adoptar una decisión.

El ministro saudí del petróleo, Alí Naimi, dijo que la decisión de la OPEP de reducir su producción en 1,2 millones de barriles de crudo al día en octubre fue una "buena decisión" que contribuyó a equilibrar la oferta con la demanda.

"Creo que el mercado marcha hacia una mayor estabilidad", dijo a los periodistas y agregó que, empero, "queda más por hacer para mejorar la estabilidad del mercado".

En París, un informe de la Agencia Internacional de Energía indicó que algunas de las preocupaciones que hasta hace poco tenía la OPEP han quedado desactualizadas, y que las primeras reducciones han comenzado a surgir efecto.

Hace unos días, las 11 naciones del cartel estaban a punto de reducir su producción por segunda vez en tres meses en su encuentro del jueves en la capital nigeriana.

Esa posibilidad podría ocurrir _ al seguir existiendo incertidumbre sobre la demanda, el temor de que los inventarios son excesivos y el temor de que el debilitado dólar abarate cada barril de crudo en comparación a hace un año.


 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?