| 11/11/2010 9:45:00 AM

La OPEP muestra un moderado optimismo sobre el aumento del consumo de crudo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) previó hoy en Viena que el consumo de crudo en 2010 y 2011 será ligeramente mayor del inicialmente calculado, aunque destacó que el aumento de la demanda se ralentizará el próximo año.

Viena.- En su informe de noviembre sobre el mercado petrolero, la OPEP vaticinó que el mundo consumirá este año 85,78 millones de barriles de crudo al día, elevando así un 0,22% sus estimaciones del pasado mes.

Esa revisión se ha producido, según la OPEP, tras comprobarse una remontada de la demanda de crudo en el tercer y cuarto trimestre. El informe se refiere a que el consumo en los países ricos ha superado las expectativas "como resultado de una mejor actividad económica, que han sido fomentada por varios planes de estímulo".

"América del Norte, Europa y la región del Pacífico (los países industrializados de Asia y Oceanía) han mostrado fortaleza en el consumo de petróleo", indica la OPEP en el informe hecho público hoy en Viena.

Esa evolución se ha debido tanto al aumento del consumo de gasolina durante las vacaciones de verano como "a la recuperada actividad de la producción industrial".

En cualquier caso, los analistas del grupo petrolero se muestran cautos y advierten de que "hay un riesgo en el consumo de crudo en Estados Unidos, que depende de hasta que punto la economía avanzará y de cómo sea el invierno".

Respecto al consumo en Europa Occidental, la OPEP recuerda que en septiembre el uso de petróleo creció por tercer mes consecutivo, algo no visto en los últimos dos años.

Una tendencia positiva que, sin embargo, se ve lastrada por "el endeudamiento de algunas economías europeas y la continua aplicación de rigurosas políticas fiscales sobre el petróleo".

Eso sí, la OPEP destaca que la recuperación del consumo en la región se debe principalmente a Alemania.

Esa prudencia marca también la previsión de la OPEP para el año 2011, en el que el grupo espera que el consumo de petróleo siga creciendo hasta llegar a los 86,95 millones de barriles diarios.

Pese a que esta cifra supone un 0,14% más de lo previsto hasta ahora, refleja una clara ralentización del aumento del consumo: si de 2009 a 2010 el consumo crecerá un 1,56%, entre el presente año y 2011, la subida será del 1,36%.

"El optimismo sobre las perspectivas para la actividad económica mundial el próximo año están creciendo hasta cierto punto. Sin embargo, la esperada recuperación económica se está moviendo a cámara lenta y experimentando sorprendentes turbulencias", advierte la OPEP.

Entre las variables que pueden afectar al consumo de crudo, la OPEP se refiere a las políticas de eficiencia energética y al empleo de bio carburantes.

En cualquier caso, la OPEP destaca que China sigue siendo la economía que más tirará del aumento del consumo de crudo, pese a los intentos del Gobierno de controlar el gasto energético.

El aumento de sus reservar de crudo, del uso de gasolina para el creciente parque móvil y la actividad industrial hacen que la OPEP prevea para el gigante asiático un aumento este año del 6,38% en su consumo de crudo respecto a 2009, una cifra llamativa si se compara con el 1,54% de América del Norte.

Sin embargo, China también se verá afectada por la desaceleración del aumento de la demanda, y la OPEP estima que el consumo en 2011 será sólo un 5,14% mayor que el presente año.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?