| 3/17/2010 11:00:00 AM

La OPEP no altera sus cuotas de producción

Los ministros del petróleo de la OPEP acordaron el miércoles mantener inalteradas sus cuotas de producción.

Viena.- La decisión fue dada a conocer al concluir un encuentro los 12 ministros de energía de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

La OPEP no alteró las cuotas de producción de sus miembros desde diciembre del 2008, cuando anunció la última de una serie de reducciones para reducir su bombeo total en unos 4,2 millones de barriles diarios. Esas reducciones contribuyeron a un repunte de los precios del crudo, que habían caído a unos 35 dólares por barril a mediados del 2008 de casi 150 dólares el barril.

Una declaración formulada al concluir el encuentro dijo que los miembros reiteraron además su compromiso de respetar las cuotas individuales de producción. La violación de esas cuotas se aproxima ahora a 2 millones de barriles diarios.

Debido al exceso de producción, el cartel bombea ahora unos 27 millones de barriles diarios.

Con anterioridad, el ministro saudí del petróleo indicó no alteraría las cuotas ya que el mercado cuenta con una "buena demanda, un suministro confiable y unos bellos precios".

Alí Naimi habló antes de que sea anunciada la decisión oficial.

Agregó que antes las condiciones prevalecientes en el mercado del crudo, no hay razón alguna para aumentar o disminuir la producción.

Los saudíes son los mayores productores del cartel, y establecen de facto la política extractora del grupo. Pero incluso Irán y Venezuela, que en general defienden el encarecimiento de los precios y la reducción del suministro, dijeron estar satisfechas con los precios, que oscilan en torno a los 80 dólares por barril.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?