| 11/30/2011 2:10:00 PM

La ONU no tiene confirmación de que Canadá vaya a dejar el Protocolo de Kioto

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), Christiana Figueres, confirmó hoy que no ha recibido comunicación de Canadá sobre su eventual abandono del Protocolo de Kioto.

"Canadá anunció el año pasado su decisión de no firmar el segundo periodo del Protocolo de Kioto. Eso no es nuevo. A partir de ahí, no hemos recibido ninguna otra notificación", afirmó escuetamente Figueres en una rueda de prensa celebrada en Durban (Sudáfrica), sede de la cumbre de la ONU sobre cambio climático (COP17).

El Gobierno canadiense dijo el pasado lunes que el Protocolo es "cosa del pasado", pero no confirmó ni desmintió la información de la televisión canadiense CTV, que un día antes aseguró que Canadá planea anunciar antes de fin de año su retirada formal del tratado.

El ministro canadiense de Medio Ambiente, Peter Kent, sí confirmó que Canadá no firmará en Durban la extensión de los objetivos establecidos en Kioto.

Canadá sostiene la tesis de que Kioto es insuficiente si no obliga también a reducir emisiones a los principales países contaminantes que no están incluidos en el tratado, como EEUU y China.

El Protocolo es el único tratado legalmente vinculante que fija obligaciones a los países desarrollados para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Su primer periodo de compromiso termina a finales de 2012, sin que aún se haya logrado establecer las bases del segundo tramo del Protocolo, que debería comenzar en 2013.

La renovación del Protocolo, que los países en desarrollo consideran como un instrumento fundamental contra el cambio climático, se ha convertido en el gran reto de la COP17, que se celebra desde el 28 de noviembre hasta el 9 de diciembre.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?