| 10/30/2005 12:00:00 AM

La OMC rebaja sus objetivos de liberalización del comercio

La resistencia de la UE a avanzar en el desmantelamiento de su sistema de protección agrícola es uno de los principales puntos de fricción.

Los ministros de Comercio de los 27 miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se reunieron ayer en Ginebra decidieron "replantear las expectativas" y rebajar los objetivos que se pretendían alcanzar en la cumbre sobre liberalización del comercio mundial que se celebrará entre el 13 y el 18 del próximo diciembre en Hong Kong. "Hay muchas divergencias en asuntos muy significativos y los progresos alcanzados hasta el momento son insuficientes", declararon ayer a APfuentes de las negociaciones.

Pascal Lamy, director general de la OMC, ya había advertido del "riesgo de fracaso" de las negociaciones sobre liberalización del comercio mundial que se lanzaron en Doha a finales de 2001. En una entrevista publicada ayer por el diario británico The Guardian, Lamy aseguró que el organismo multilateral no tiene un "plan B". Según se estableció en Doha, en la reunión de Hong Kong deberían quedar concluidas las dos terceras partes de los objetivos fijados entonces.

Los cinco grandes bloques comerciales del mundo -Unión Europea (UE), Estados Unidos, Brasil, India y Japón- iniciaron el pasado lunes en Londres una serie de encuentros que ayer prosiguieron y hoy concluirán en Ginebra con otra veintena de países. Aunque la ronda de Doha establece objetivos de liberalización del comercio agrícola, industrial y de servicios, el desacuerdo en el primero de los capítulos está impidiendo el avance.

La resistencia de la UE a avanzar en el desmantelamiento de su sistema de protección agrícola es uno de los principales puntos de fricción. A finales de octubre, el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, propuso reducir los aranceles a la importación de productos agrícolas de entre el 35% y el 60% para los productos más protegidos, medida que los grandes países exportadores consideran insuficiente. Mandelson, además, se ha enfrentado a la encarnizada oposición de Francia, que le acusa de haber realizado demasiadas concesiones en esta materia.

Por su parte, el ministro español de Industria, Turismo y comercio, José Montilla, aseguró ayer en Ginebra que la propuesta de Mandelson será buena "para el comercio mundial, para la UE y para España". Según Montilla, este último país "tiene mucho que ganar" en el ámbito industrial y de servicios si la reunión de Hong Kong es un éxito. No obstante, en materia agrícola Montilla precisó que la oferta europea "tiene que hacerse en el marco de la Política Agraria Común (PAC) reformada".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?