| 5/9/2011 8:00:00 AM

La Ocde recomienda a Italia reformas estructurales y un equilibrio financiero

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) recomienda a Italia que lleve a cabo reformas económicas estructurales y que asegure el equilibrio de sus cuentas públicas para apuntalar su recuperación frente a la crisis económica.

En un estudio sobre Italia presentado hoy en la ciudad italiana de Milán (norte), la Ocde reconoce además el modo "apropiado" en el que el Ejecutivo de Silvio Berlusconi ha llevado a cabo el saneamiento de las finanzas públicas durante la crisis económica.

"La economía italiana ha comenzado a recuperarse tras haber conocido su peor recesión desde el final de la guerra como consecuencia de la crisis mundial. Sin embargo, las primeras indicaciones de las que disponemos tienden a mostrar que el crecimiento podría seguir siendo lento, como ha sido el caso desde hace un cierto número de años", indica el informe.

"Estas actuaciones anteriores relativamente mediocres, caracterizadas por un pobre crecimiento de la productividad, ponen de relieve la utilidad de aplicar reformas estructurales que reafirmen el crecimiento", prosigue.

La Ocde, que prevé un crecimiento del 1,2 % en 2011 y del 1,6 % en 2012 para el PIB italiano, advierte de que otro "desafío urgente" que Italia tiene por delante es el de "seguir mejorando la viabilidad" de las finanzas del Estado, teniendo en cuenta el volumen de su deuda pública, que en enero pasado marcó un récord de casi 1,88 billones de euros.

"A pesar de que el déficit presupuestario se ha agudizado menos que en otros países, gracias a la política responsable de las autoridades, bajo el efecto de la crisis la relación deuda pública-PIB no sigue sino progresando, aunque ya esté entre las más altas de la Ocde, en un contexto positivo caracterizado por un endeudamiento privado relativamente reducido", indica el estudio.

"Con uno de los mercados de obligaciones más sensibles al riesgo soberano, sigue siendo esencial tomar medidas destinadas a alcanzar un presupuesto equilibrado. Naturalmente, una aceleración del crecimiento facilitaría una disminución de la relación de la deuda y el PIB y una mejora de las finanzas pública", prosigue.

Por consiguiente, según la Ocde, que aborda en el estudio también cuestiones como la reforma de la universidad o las políticas medioambientales, unas medidas que apoyen el crecimiento económico y aseguren la "viabilidad" de las finanzas públicas permitirán mejorar las posibilidades de éxito en la recuperación.

En cuanto a la política presupuestaria del Gobierno de Berlusconi, otro de los asuntos abordados en el informe, la Ocde asegura que Italia está dotada de un "dispositivo satisfactorio de planificación trienal de gastos e ingresos generales" para el periodo 2011-2013, aunque los resultados de ciertas partidas de esos planes pueden ser "inciertos".

"Si se registrara un traspiés grave, habría que acometer nuevas reducciones de gasto y eventuales medidas fiscales, comenzando por ampliar las bases tributarias de los impuestos", reza el texto.

Sobre las políticas estructurales, la Ocde considera que la reforma de la administración pública en Italia ya ha dado sus primeros frutos en cuanto a una mejora en su transparencia, aunque aún hay que acometer cambios "más profundos" sobre su eficiencia.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?