| 8/31/2011 11:40:00 AM

La OCDE da la bienvenida a la reforma constitucional española para el déficit

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio la bienvenida al proceso de reforma constitucional en España para establecer una disciplina presupuestaria de todas las administraciones y subrayó que se suma a otras reformas en marcha frente a la crisis.

En una declaración, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, insistió en que la organización ayudará al Gobierno español "en este periodo crucial" para aplicar todas esas disposiciones y también que espera que "los mercados financieros y de crédito, los analistas económicos y los observadores las incorporen plenamente cuando informen del futuro económico español".

"Esta iniciativa complementa la respuesta política integral de España frente a la crisis financiera global", afirmó Gurría, que puso el acento en varios puntos del compromiso alcanzado la semana pasada entre el Ejecutivo socialista y el Partido Popular, principal de la oposición.

Así, precisó que en la reforma constitucional se prevé un proyecto de ley que debe ser adoptado por el Parlamento antes de que termine el primer semestre de 2012 para fijar un límite de déficit del 0,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) para la administración del Estado y de las comunidades autónomas unidas, así como la exigencia de un presupuesto equilibrado en los ayuntamientos.

Recordó que la deuda pública española es de "sólo" el 66 % del PIB, cuando en el conjunto de la OCDE la media es del 98 %.

Además, hizo una lista de las reformas iniciadas en España y, en primer lugar, la de las pensiones para elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años.

A continuación, se refirió a la regla de gasto para los gobiernos central y autonómicos y reconoció que "también se han hecho progresos" para reforzar el sistema de salvamento del sistema financiero, que incluye una reducción en el número de entidades y "una mejora en sus costos de estructura, su base de capital y su dirección".

En esa misma línea, aludió a la reforma laboral de 2010, en especial a algunas de sus cláusulas que flexibilizan las reglas para los despidos y ofrecen un mayor margen para el trabajo temporal y para las agencias de contratación privadas. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?