| 6/11/2008 12:00:00 AM

La Nación vendió su participación accionaria en el Banpopular

Bogotá.- El 13,48 por ciento de la propiedad accionaria que la Nación (12,37 por ciento) y el Distrito Capital (1,11 por ciento) tenían en el Banco Popular pasó a manos de inversionistas privados, tras concluir el proceso de venta iniciado el pasado 28 de abril.

Como se recuerda, el pasado mes de mayo, en desarrollo de la Primera Etapa del proceso de venta de dicha participación, los Destinatarios de las Condiciones Especiales (Sector Solidario), entre los que se encontraban trabajadores del Banco, algunos fondos de empleados y fondos de pensiones, adquirieron un primer paquete de 105.831.754 de acciones de la entidad que representaba el 1,37 por ciento de la propiedad del Banco Popular, por el que pagaron cerca de 27.199 millones de pesos.

En oferta pública efectuada el día de ayer a través de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), se ofrecieron 935.309.591 acciones del Banco Popular (12,11 por ciento del total de acciones en circulación), a razón de 265 pesos cada una. Al término de la rueda ordinaria de acciones de la BVC los inversionistas se comprometieron a pagar 247.857 millones de pesos por dicha participación.

Del total de acciones en circulación del Banco Popular (7.723.600.482), la Nación, a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público controlaba 955.565.241, lo que representaba el 12,37 por ciento, mientras que Bogotá, Distrito capital, poseía 85.576.104 títulos, equivalentes al 1,11 por ciento de la propiedad de dicho banco.

Así las cosas, el monto total que recibe la Nación y el Distrito Capital por la venta total de su participación en el Banpopular (13,48 por ciento) asciende a cerca de 275.321 millones de pesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?