| 3/2/2011 9:45:00 AM

La Iata baja a US$8.600 millones la previsión de beneficio del sector

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) revisó hoy a la baja la previsión de beneficio neto del sector en 2011, que redujo en 500 millones de dólares para situarlo en 8.600 millones.

Ginebra - La principal causa de la moderación de su previsión es la subida de la cotización del petróleo a causa de la situación inestable en Oriente Medio y el norte de África en países productores y exportadores de crudo.

La entidad había calculado anteriormente que el beneficio de la industria aérea sería de unos US$9.100 millones este año, pero ahora calcula que estará más bien alrededor de los US$8.600 millones.

Este ajuste responde a su vez a la proyección revisada del precio medio del barril de petróleo para 2011, que la Iata calcula ahora que será de US$96 y no de US$84, como indicó en diciembre pasado.

Ni siquiera el 3,1 % de crecimiento que se augura ahora para la economía mundial (un 0,5% superior al estimado de hace tres meses), y que supondría una demanda más vigorosa, serviría para contrarrestar el alza de coste de fuel.

Como consecuencia, el resultado neto del sector de la aviación se reducirá en un 46 por ciento, con respecto a los US$16.000 millones que ganó en 2010, adelantó la entidad que asocia a más de 250 aerolíneas de todo el mundo.

La Iata apuesta por que las compañías aéreas de la zona Asia-Pacífico generarán la mayor rentabilidad entre las regiones (US$3.700 millones), pero incluso así se quedarán muy por debajo de los US$7.600 millones que produjeron este año.

En el otro extremo estarán las compañías europeas, de las que se esperan sólo US$500 millones de beneficio y no los US$1.000 millones que se habían proyectado anteriormente y menos los US$1.400 millones que realizaron a lo largo de 2010.

La explicación de esta baja confianza en los operadores aéreos en Europa es la constatación de que la crisis de la deuda y bancaria todavía no han terminado y todavía impactan negativamente en los mercados nacionales.

En cualquier caso, las aerolíneas europeas se mantienen como las menos rentables entre las principales regiones para el negocio aéreo, con un resultado operativo Ebit de 1,1%.

Según las previsiones de la Iata, las compañías latinoamericanas deberían ganar US$300 millones en 2011, lejos de los US$1.000 millones que consiguieron este año, una rebaja que se atribuye al efecto que tendrá el encarecimiento del petróleo.

Del lado positivo, se cree que Latinoamérica continuará con su vigoroso crecimiento económico y del comercio internacional, motores de la demanda para el transporte aéreo de pasajeros y de carga.

El director general de la Iata, Giovanni Bisignani, dijo en rueda de prensa que la subida del precio del crudo es sin duda la mayor amenaza para la industria aérea, pero recalcó que también hay otras de menor impacto, como "el aumento de los impuestos".

Recordó que en 2010 se aumentaron impuestos en una horquilla del 3% al 5% para los billetes aéreos en el Reino Unido, Alemania y Austria, un movimiento que Islandia, India y Sudáfrica parecen querer imitar próximamente.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?