| 11/1/2012 4:00:00 PM

La heredera del imperio cervecero Heineken es la más rica de Holanda

Charlene de Carvalho-Heineken, la heredera del imperio cervecero Heineken, es la persona más rica de Holanda, según publica la revista neerlandesa Quote 500 en su edición digital, que estima la fortuna de la empresaria en 5.400 millones de euros.

La publicación holandesa, que anualmente hace un listado de los más ricos del país, coloca en segundo lugar al fundador de la empresa de recursos humanos Randstad, Frits Goldschmeding, con una fortuna valorada en 2.100 millones de euros.

Charlene Heineken, de 58 años y casada con el financiero Michel de Carvalho, encabeza la lista de los holandeses más ricos, según esta publicación que ubica entre los cinco primeros al presidente del conglomerado de transportes Pon, Wijnand Pon, y al del grupo de construcción VolkerWessels, Dik Wessels, ambos con 2.000 millones de euros.

El quinto de esa lista es Jon de Mol, el fundador de la productora de televisión Endemol, que desarrolló el popular "reality show" Gran Hermano, y a quien la revista le atribuye una fortuna de 1.900 millones de euros.

Además de dar a conocer los nombres de los holandeses más ricos en 2012, la publicación revela también quienes son las familias más ricas del país, entre las que sitúan a la de la reina Beatriz de Holanda, los Oranje Nassau, con 950 millones de euros, en quinto lugar.

Coincidiendo con la publicación de esta lista de millonarios, el banco privado holandés Van Lanschot dio a conocer una encuesta realizada entre más de 200 millonarios del país de los tulipanes que revela que el 86 % de ellos son felices, según indica la publicación digital Dutchnews. 


                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?