| 5/2/2007 12:00:00 AM

La fiducia Latinoamericana de viaje por Europa

El creciente interés sobre la fiducia, por parte de los países continentales europeos, ha producido un fenómeno impensable en el pasado y es que la experiencia latinoamericana se convierta en una fuente de la mayor importancia para sus juristas, banqueros y empresarios.

Bogotá.- La Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, ha sido pionera de la promoción de la fiducia en América Latina, pese a que esta figura es relativamente joven en la región, a excepción de Colombia, México y Argentina, que han tenido experiencias más amplias en el tema.

Teniendo en cuenta lo anterior, es importante el reconocimiento que se le ha dado en Europa a Sergio Rodríguez Azuero, consultor de Felaban en fiducia y un experto en la materia.

El profesor colombiano Rodríguez Azuero, es Director de la especialización en Derecho Financiero de la Universidad del Rosario en Bogotá y probablemente el especialista más destacado de América Latina en la materia.

En efecto, el año pasado tuvo la oportunidad de reunirse en Paris con el senador Philippe Marini, autor del proyecto de ley sobre fiducia, para contarle la experiencia latinoamericana e, incluso, hacer algunas sugerencias en torno a dicha iniciativa. Este año participó como expositor en el primer seminario realizado en Francia el 7 de marzo, organizado por la Universidad Pantheon-Assas Paris II, para presentar en público la ley de fiducia, expedida en el pasado mes de febrero. En el Instituto Suizo de Derecho Comparado de Lausana, a su turno, tuvo ocasión de discutir con los profesores investigadores del instituto lo que ha sido la experiencia latinoamericana en materia de fideicomiso o fiducia mercantil. Más adelante, en la Universidad Carlos III de Madrid, participó en unas jornadas de discusión sobre la utilización de la fiducia en el manejo de fondos de inversión.

Lo interesante es que temas que se han discutido recientemente por los países europeos continentales, como la posibilidad de crear patrimonios especiales o de afectación, el numerus clausus de los derechos reales, la protección de la acreedores y el tratamiento en procesos concursales frente a la fiducia, han sido objeto de debate entre nosotros en los últimos 80 años, a partir de la ley mexicana de 1926 y han sido resueltos en las legislaciones de 16 países. Por consiguiente, la América Latina que ha recibido las influencias del derecho español/lusitano, del francés y del norteamericano, ha sido una especie de laboratorio en el cual, como lo dijo el profesor Rodríguez Azuero, “se ha producido un derecho nuevo, lleno de vigor, que ha servido de soporte al desarrollo de numerosos productos de altísima utilidad, especialmente para los hombres de negocios.”

Esta efervescencia europea, por así llamarla, se ha visto reflejada, en el último año, en la adhesión que ha hecho Suiza a la convención de la Haya sobre el Trust- del cual la fiducia mercantil sería su equivalente en nuestros países- en las disposiciones dictadas en el 2006 por Italia pero, muy especialmente, sin duda, por los efectos que tendrá la ley sobre fiducia aprobada por el parlamento francés.

Lo anterior constituye y augura una estimulante inversión en los términos de intercambio del conocimiento, que permitan exportar al viejo continente las experiencias de América latina como muy atractivas para el diseño y montaje de nuevos productos, como lo ha hecho la Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, a través de las actividades del Comité Latinoamericano de Fideicomiso, COLAFI, durante los últimos veinte años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?