| 7/8/2005 12:00:00 AM

La expansión del Canal crea problemas y discusiones en Panamá

Los funcionarios del Canal de Panamá no se ponen de acuerdo al debatir sobre los posibles beneficios que se obtendrían con una ampliación el mismo. La consultora declara que las tarifas se podrían duplicar y hasta cuadruplicar, mientras que los funcionarios panameños han acusado a Global Insight de especular.



La empresa Global Insight, ubicada en la ciudad de Washington, aseguró ayer que la expansión del Canal de Panamá podría cuadruplicar las tarifas y configurar una situación parecida a la del Canal de Suez, en Egipto. La consultora estima el costo de la expansión del Canal en unos 10.000 millones de dólares, y su estudio apunta a que las tarifas podrían aumentar "y por lo menos doblarse", y en caso de que los costos fuesen superiores a lo esperado, podrían hasta cuadruplicarse, con lo que un barco estándar (de unos 4.200 contenedores) podría llegar a pagar 170.000 dólares por utilizar el Canal.



Ante estas afirmaciones, Rodolfo Saboge, director del Departamento de Planificación Corporativa y Mercadeo de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), ha declarado que el informe de la empresa norteamericana está basado en especulaciones, porque considera costos del proyecto, peajes y tiempo de ejecución que todavía no se han definido. La información en la que se basa Global Insight es una información que no tiene nada que ver con los estudios oficiales realizados hasta el momento, aclaró el funcionario.



Según la prensa local, que recoge las declaraciones de Sabonge, la consultora se dedica a vender servicios, y su informe sería una estrategia que favorece a E.U. "Global Insight trató de vender este estudio a la ACP, pero decidímos no comprarlo, y ahora ha recurrido a los medios de comunicación para darlo a conocer y así presionarnos", añadió.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?