| 4/27/2006 12:00:00 AM

La economía de Estados Unidos crece un 4,8%

La economía de Estados Unidos registró un crecimiento de 4.8 por ciento en el primer trimestre de 2006, su mejor nivel desde el tercer trimestre de 2003, reportó hoy el Departamento de Comercio.

El incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, ampliamente esperado por economistas y analistas financieros, reflejó contribuciones positivas del consumo personal, uno de los principales motores de la actividad económica.

Otros sectores que experimentaron un robusto crecimiento fueron la compra de equipo y programas de computaciones, exportaciones y gastos del gobierno federal, señaló la Oficina de Análisis Económico (BEA) del Departamento de Comercio.

En contraste, se registraron descensos en inversión privada en inventarios. Las importaciones, que se restan al cálculo del PIB, también se incrementaron en ese periodo, lo que impidió un mayor crecimiento de la economía, indicó.

Las nuevas cifras se producen sin embargo en momentos que una nueva alza en el precio de los energéticos pudieran tener un efecto en el ritmo de crecimiento del PIB estadunidense para el segundo trimestre del año.

Durante una comparecencia en el Congreso este jueves, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sostuvo que el alza en las gasolinas tiene el efecto de generar inflación y llevan a desacelerar la economía estadunidense.

Legisladores republicanos y demócratas presentaron por ello alternativas para aliviar el precio de la gasolina dando cheques gratuitos o aprobando un nuevo impuesto a las petroleras.

La empresa Exxon Mobil anunció ayer ganancias por 8.4 mil millones de dólares, sólo en el primer trimestre del año, un aumento de 7.0 por ciento con relación al mismo periodo de 2004.

Los republicanos respondieron al alza de las gasolinas, que rebasaron en algunas ciudades de la marca de tres dólares, con una propuesta para entregar a los consumidores un cheque de 100 dólares a fin de paliar el creciente costo de los energéticos.

Sin embargo, los demócratas consideraron la propuesta como insuficiente y plantearon la necesidad de un impuesto a las ganancias de capital de las petroleras, lo que motivó un inmediato rechazo del líder de la mayoría Bill Frist.

Apenas está semana el presidente estadunidense George W. Bush decidió suspender la canalización de energéticos a la Reserva Estratégica Petrolera, con objeto de que un aumento de la oferta tenga el efecto de paliar el alza del precio de las gasolinas.

Expertos coinciden, sin embargo, que cualquiera de las políticas del Congreso o de la Casa Blanca tendrá un impacto marginal para abaratar las gasolinas en el corto plazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?