| 3/18/2013 10:36:00 AM

La economía chilena creció en 2012

El producto interior bruto de Chile creció un 5,6% en 2012, una décima más de lo previsto, impulsado por la demanda interna, según el Banco Central (BCCh).

Santiago de Chile - En los años precedentes, Chile creció un 5,2% en 2010 y un 6,0% en 2011.

En 2012, el PIB registró aumentos del 5,1%, 5,7%, 5,8% y 5,7% en cada uno de los trimestres, según los datos revisados y difundidos por el instituto emisor chileno en sus Cuentas Nacionales.

En términos desestacionalizados, el PIB creció un 5,5% en 2012, año que fue bisiesto y que contó con cuatro días laborales menos que en 2011.

El año pasado, el alza del PIB estuvo impulsada por todas las actividades económicas, con excepción del sector agropecuario-silvícola, que registró una caída del 0,6%.

La actividad que contribuyó en mayor medida fue la de servicios empresariales -que se expandió un 6,6%-, mientras que el comercio (8,4%), los servicios personales (5,9%), la minería (4,3%) y la construcción (8,1%) también registraron incidencias significativas.

En tanto, la demanda interna registró un alza del 7,1%, liderada por el consumo (5,8%), cuyo crecimiento fue impulsado principalmente por el gasto en hogares.

La inversión también contribuyó de forma significativa a la expansión de la demanda interna, gracias al fuerte dinamismo exhibido por la formación bruta de capital fijo (FBCF), que creció un 12,3%, reflejo del mayor gasto en construcción y en maquinaria y equipos.

En cuanto al comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones crecieron un 1,0% y las importaciones, un 4,9%.

El ingreso nacional bruto disponible real creció un 4,6%, incidido principalmente por la caída de los términos de intercambio.

El ahorro bruto nominal resultó equivalente al 25,0% del PIB, compuesto por un 21,5% de ahorro nacional y un 3,5% de ahorro externo. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?