| 3/9/2009 12:00:00 AM

La economía cayó en un precipicio: Warren Buffet

(NUEVA YORK)  El inversionista Warren Buffett dijo el lunes que la economía estadounidense había "caído a un precipicio" pero que eventualmente se recuperaría, aunque un rebote incentivaría una inflación aún peor a la experimentada a finales de los años 1970.

Al hablar en CNBC televisión, el multimillonario de 78 años dijo también que en septiembre del 2008 la economía estuvo a unas pocas horas de colapsar, cuando los mercados de crédito se paralizaron, Lehman Brothers Holdings Inc cayó en bancarrota y la aseguradora American International Group Inc recibió su primer rescate. "El mundo casi se paraliza", dijo.

Buffett habló nueve días después de decirles a los accionistas de su aseguradora y empresa de inversión Berkshire Hathaway Inc que la economía estaba sumida en un "caos" que posiblemente persistiría más allá del 2009.

El lunes, dijo que el país aún enfrenta un "Pearl Harbor económico" y que experimenta un escenario "cercano al peor" en la caída de la actividad empresaria y el creciente desempleo.

Pidió a los legisladores demócratas y republicanos dejar de lado las diferencias partidistas y unirse bajo el liderazgo del presidente Barack Obama para restaurar la confianza en el sistema bancario, arreglar la economía y comunicar mejor sus esfuerzos.

"La gente está confundida y atemorizada", dijo. "La gente no debería estar preocupada por los bancos, y muchos lo están".

Buffett dijo que los estadounidenses, incluido él mismo, no predijeron la severidad de la caída de los precios de las viviendas, lo que generó problemas con la titulización y otras deudas, cuyo valor dependía de que los precios de las casas siguieran subiendo, o al menos no se derrumbaran.

"Fue como algunos niños diciendo que el emperador no tenía ropa, y luego de que dijeran eso, el emperador dice que tampoco tenía ropa interior", dijo Buffett.
 
Recuperación podría dispara más inflación
 
Las propias acciones de Berkshire han caído a casi la mitad de su valor desde septiembre, y el crecimiento en algunas unidades como la aseguradora de autos Geico Corp fue contrarrestado por la debilidad generalizada, incluidos los minoristas de joyería, de los cuales Buffett dijo que "fueron asesinados".
 
Dijo que Berkshire suscribirá menos pólizas por catástrofes este año, después de invertir aproximadamente un tercio de su efectivo disponible en títulos de alto rendimiento emitidos por General Electric Co, Goldman Sachs Group Inc y otras empresas.
 
Manteniendo su optimismo sobre el largo plazo, Buffett dijo que aunque la economía "no puede mejorar con un mínimo esfuerzo", cree que "puedo garantizar dentro de cinco años la maquinaria funcionará bien".
 
Añadió que "tenemos la mejor maquinaria económica que el hombre haya creado".
Pero dijo que un rebote económico podría disparar una inflación mayor debido al aumento de la demanda. "En economía no hay comidas gratis", dijo. "Estamos intentando tener un almuerzo que en cierta forma vamos a pagar más tarde".
 
Bancos deberían "regresar a ser bancos"
 
Buffett pidió a los bancos "volver a la banca" y dijo que una abrumadora cantidad de ellos "ganaría su salida" de la recesión, incluso si los accionistas no los acompañan.
Dijo que "a un banco que va a quebrar se le debería permitir que quiebre", y sin embargo añadió que "la parálisis de confianza" en el sector es una "tontería" debido a las salvaguardas como los seguros de depósitos.
 
Dijo que Wells Fargo & Co y U.S. Bancorp, dos grandes empresas del holding de Berkshire, deberían estar "mejor que nunca" dentro de tres años, mientras que el debilitado Citigroup Inc, que Berkshire no posee, probablemente siga contrayéndose.
Buffett dijo que aún espera que los contratos de derivados de Berkshire -cuyo valor depende de cómo se negocien cuatro índices de acciones dentro de una década o más- sean rentables.
 
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?