| 6/24/2011 8:30:00 AM

La deuda y la bolsa de Portugal caen pese a las perspectivas sobre Grecia

Las perspectivas de que se solucionen los problemas financieros de Grecia no han salvado a Portugal de nuevos récords en los intereses de su deuda y de otra caída de la bolsa, que este viernes perdía la cota de los siete mil puntos a media sesión.

Lisboa - Los bonos lusos a diez años, que sirven de referencia en el mercado, se cotizaban con un interés del 11,67 % y 872 puntos base de diferencia con los alemanes, tras haber experimentado un ligero descenso a primera hora de la mañana.

Los títulos a cinco años subían también hasta el 14,26 %, los de tres años al 15,87 % y los de dos al 14,77 %, con perspectivas de superar otra vez las barreras históricas, del 15 y el 16 %, unos niveles considerados insostenibles por los analistas.

También la bolsa de Lisboa vivía otra jornada a la baja y tras abrir con una subida del 1,16 %, sustentada en las buenas noticias sobre el acuerdo europeo para financiar a Grecia, perdía un 0,3 % a media sesión y se movía en la frontera de los 7.000 puntos, aún no rebasada en la actual crisis financiera lusa.

El PSI-20, principal índice del parqué portugués, registró ayer el mínimo del año, con 7.030,95 puntos, tras varias semanas de pérdidas acumuladas, y hoy sus pantallas mostraron varias veces los 6.999.

La bolsa lisboeta no había perdido los 7.000 puntos desde un breve pico de descenso registrado en julio del 2010.

Este año llegó a superar los 8.000 puntos en febrero, cuando parecía que el anterior Gobierno portugués, encabezado por el socialista José Sócrates, podría evitar el rescate financiero del país, que se produjo finalmente en abril.

Su sucesor, el conservador Pedro Passos Coelho, que ganó las elecciones anticipadas del pasado día 5, se comprometió ayer en Bruselas a aplicar las duras medidas de austeridad exigidas por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para salvar a Portugal de la bancarrota con un préstamo de 78.000 millones de euros.

Lisboa ha recibido ya un primer tramo de esa ayuda pero ha seguido emitiendo deuda en los mercados a muy corto plazo, entre dos y seis meses.

La escalada este mes de los intereses de sus bonos por la incertidumbre sobre Grecia y la posibilidad de un contagio hace pensar a los analistas que al Tesoro portugués le va a resultar demasiado caro complementar en el mercado los fondos de la ayuda internacional.

Passos Coelho, que tomó posesión el martes, debe poner en práctica algunas de las reformas y privatizaciones comprometidas con Bruselas y el FMI para que Portugal siga recibiendo, a lo largo de los próximos tres años, los tramos previstos en la ayuda internacional.

Al contrario que Grecia, para poner en práctica el programa de ajustes suscrito en el rescate financiero, el Ejecutivo luso cuenta con el apoyo de la mayoría absoluta de conservadores y democristianos en el Parlamento y además el anunciado respaldo de los socialistas, ahora primera fuerza de oposición.

 

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?