| 9/3/2012 9:30:00 AM

La cumbre sobre el presupuesto europeo será el 22 y 23 de noviembre

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha convocado para los días 22 y 23 de noviembre la cumbre extraordinaria sobre el presupuesto plurianual 2014-2020 de la Unión Europea (UE), dijeron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

Bruselas. El portavoz de Van Rompuy, Dirk De Backer, confirmó la convocatoria de la cita, al igual que fuentes de la Presidencia chipriota, que ya había indicado la semana pasada que la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno tendría lugar "muy probablemente" en la segunda quincena de noviembre.

En el último Consejo informal de Asuntos Generales, que se celebró el 30 de agosto en Nicosia, se constató que las importantes divergencias entre los países impedían avanzar lo suficiente como para llegar a un acuerdo ministerial de aquí a diciembre.

Se considera que el presupuesto plurianual debe estar acordado antes del final del año, dado que se requiere un año más para diseñar los programas sectoriales específicos, según ha explicado la Comisión Europea.

Los jefes de Estado y de Gobierno tratarán de pactar esa cifra en la cumbre extraordinaria, que se suma a los dos Consejos Europeos ya previstos, el primero los días 18 y 19 de octubre y un segundo los días 13 y 14 de diciembre.

De momento, según dijo la semana pasada el comisario europeo de Presupuesto, Janusz Lewandowski, "hay ocho países que están a favor de recortes, quince a favor de la propuesta de la Comisión Europea y siete neutrales".

El Parlamento Europeo, con el que los países miembros y la Comisión Europea tienen que negociar el presupuesto, afirma que no habrá acuerdo si hay recortes en la propuesta del Ejecutivo comunitario.

De acuerdo con la Presidencia chipriota, todavía existe "una diferencia de 300.000 millones de euros" entre los países que apoyan la propuesta de Bruselas y los que están en contra.

La propuesta de la Comisión Europea calcula un techo para los compromisos -que se refieren al importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer la UE- de 1,033 billones de euros.

Por contra, los pagos -que es el monto anual máximo de desembolsos que se derivan de compromisos actuales y pasados que deben efectuarse- se situarán en 987.599 millones de euros.

Eso supone el 1,08 % de la renta nacional bruta de la UE en la partida de compromisos y el 1,03 % de la renta nacional bruta de la UE en la de pagos.

Los países contribuyentes netos, como Alemania, exigen que se limiten los pagos estrictamente al 1,0 % de la renta nacional bruta, mientras que otros, los llamados "amigos de la cohesión", como España, Portugal, o Grecia, lamentan que Bruselas no haya propuesto más dinero para la política de cohesión.

La Comisión Europea insiste en que su propuesta representa un "paquete anticrisis" pues invierte en las áreas que impulsan el crecimiento y el empleo, exactamente lo que acordaron los líderes en la última cumbre con su pacto por el crecimiento, y es la cantidad mínima para un buen funcionamiento de la UE. EFE

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?