| 3/24/2011 12:40:00 PM

La crisis portuguesa tiene poco impacto en España

La crisis de deuda soberana de Portugal y las especulaciones sobre que este país tenga que solicitar un rescate financiero a la Unión Europea, ha tenido un impacto "limitado" en los mercados internacionales y por el momento no ha afectado a España.

Madrid - El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, aseguró que la crisis de Portugal "pilla a España con los graneros llenos de liquidez", después de que el Tesoro español haya emitido en un mes deuda por valor de 8.000 millones de euros (US$11.200 millones), que junto al sector privado elevan la cifra hasta 20.000 millones de euros (US$28.000 millones).

En su opinión, España tiene "leña para aguantar el asedio" y está ahora "mucho mejor preparada" que cuando se produjo el rescate financiero de Grecia o Irlanda, por lo que la probabilidad de que el Gobierno español tenga que pedir un plan de ayuda a la UE es "próxima a cero".

Díez destacó que la renta por habitante en España es un 25 % superior a la de Portugal y la productividad por ocupado es casi cuarenta puntos superior, por lo que para producir lo mismo, en España se necesita un 40 % menos de horas trabajadas.

No obstante, el experto admitió que un rescate de Portugal afectaría a la economía española, a la que los inversores demandarían más reformas para garantizar el pago de los intereses de su deuda.

Ante esta exigencia, Díez abogó por cerrar la reforma de la negociación colectiva y la reestructuración del sector financiero, para dar una señal "contundente y creíble".

Por su parte, el analista de XTB Francisco López Olle recordó que la prima de riesgo española se mantiene por debajo de los 200 puntos básicos, mientras que el analista de Citi José Luis Martínez aseguró que Portugal "no es Grecia, ni Irlanda", y "no tendrá que solicitar un rescate", sino que deberá someterse más bien a una "tutela" por parte de la UE.

Asimismo, destacó que la crisis que ha forzado la dimisión del primer ministro luso José Sócrates es "más política que económica", y subrayó que el "efecto dominó" que se creía que podría afectar a los países periféricos de la UE ha quedado "cortado" por España, a la que todos los pronósticos señalaban como la siguiente en la cadena.

Martínez afirmó que la deuda soberana española pasó hoy "una prueba de fuego" en la que dio muestras de su solvencia, al tiempo que apuntó que es necesario que se pongan en marcha "más medidas" de ajuste de los salarios y el déficit público de las autonomías españolas.

En cuanto al recorte efectuado por la agencia de calificación Moody's de la nota de 30 bancos y cajas españolas, indicó que se enmarca en la rebaja general de la deuda soberana de España realizada recientemente por la entidad, y no tiene nada que ver con un posible contagio de la crisis portuguesa.

Por el contrario, la analista de Renta 4 Natalia Aguirre consideró que "lo más probable" es que Portugal tenga que pedir un rescate, y apuntó que, aunque los mercados ya habían previsto esta posibilidad, se verán afectados antes o después.

El profesor de Control y Dirección Financiera de Esade, Jordi Fabregat, explicó en un comunicado que el cada vez "más probable" rescate a Portugal no afectaría a la economía española en el momento actual, ya que, por el momento, "España ha hecho sus deberes".

Sin embargo, señaló que, si no es factible cumplir la previsión de crecimiento del 1,3 % prevista para el Gobierno para 2011, es posible que sean necesarias nuevas medidas, como retrasos en las inversiones o incrementos en los impuestos.

 

(Efe)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?