| 4/17/2013 9:48:00 AM

La crisis de Chipre puso en peligro el sistema bancario griego

El ministro de Finanzas griego, Yannis Sturnaras, afirmó en el Parlamento de Atenas que, en caso de haberse impuesto la tasa a todos los depósitos en los bancos chipriotas, hubiera peligrado también el sistema bancario griego.

"No es una exageración decir que en aquellos días críticos estuvo en riesgo todo el sistema bancario griego, porque si se hubieran aplicado tasas a los depósitos en las filiales en Grecia de los bancos chipriotas, no se sabe lo que podría haber pasado", dijo Sturnaras durante un debate en el Parlamento.

El ministro aseguró que "afortunadamente hubo un final feliz" y todo pudo resolverse en un solo fin de semana al pasar las filiales de los tres bancos chipriotas -Banco de Chipre, Banco Popular (Laiki) y Hellenic Bank, a manos del griego Piraeus Bank.

Sturnaras dijo que se recibieron ofertas de otros bancos, pero que la del Praeus Bank era la que más se adaptaba a los acuerdos del Eurogrupo sobre la reestructuración bancaria.

Las filiales de los tres bancos solo estuvieron cerradas durante los tres primeros días del corralito que en Chipre duró dos semanas, y nada más acordarse su venta al Piraeus Bank reabrieron bajo su nueva identidad, de forma que no hubo recortes a los depósitos como los sufridos en la isla.

El acuerdo del Eurogrupo estableció la liquidación del Banco Popular y la reestructuración del Banco de Chipre.

Los depósitos garantizados del Popular pasaron a un banco bueno, que fue integrado en el Banco de Chipre, y los superiores a los 100.000 euros pasaron a un banco malo, donde sufrirán pérdidas de hasta el 80 %.

En el Banco de Chipre las pérdidas a los depósitos superiores a los 100.000 euros pueden alcanzar el 60 %, dependiendo de la evolución el banco. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?