| 9/18/2007 12:00:00 AM

La compañía Danaranjo sale de Ley 550

Tras superar acreencias por $12.000 millones, la empresa 100% nacional restableció su equilibrio tres años antes de lo previsto.

Bogotá.- Tras el pago de deudas por más de 12 mil millones de pesos, la empresa editorial de capital colombiano, Danaranjo declaró oficialmente su salida de la Ley de Intervención Económica o Ley 550 de 1999.

Así lo aseguró el presidente de la compañía, Fernando Torres Pradilla, quien destacó que gracias a los buenos resultados de los últimos años, Danaranjo realizó pagos anticipados, este año por 3.200 millones de pesos, lo que le permitió superar la situación de intervención tres años antes de lo previsto, pues el acuerdo se vencía en el 2010. La compañía solicitó ante la Superintendencia de Sociedades el trámite de un acuerdo de reestructuración el 31 de marzo de 2000 con el fin de restablecer su capacidad de pago, lo cual fue aceptado en abril 14 del mismo año, con posterior acuerdo el 23 de noviembre.

El alto ejecutivo detalló que las acreencias de la compañía estaban en manos de proveedores nacionales e internacionales con el 37 por ciento, entidades financieras con el 35 por ciento, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales con el 19 por ciento, así como con trabajadores pensionados con el seis por ciento y con el Instituto de Seguros Sociales con el tres por ciento.

Torres, destacó la labor de los empleados de la compañía como una de las acciones más importantes que le permitieron a la empresa superar en siete años la situación de intervención. “Se tuvo un compromiso de trabajo permanente de cada uno de los empleados de la compañía, habiendo realizado incrementos salariales únicamente del IPC durante los años de ejecución del acuerdo de reestructuración”, afirmó.

A esto se sumó un proceso de reducción de gastos y de optimización de procesos, lo que redundó en utilidades operacionales en 11 puntos durante los tres primeros años del acuerdo de reestructuración, momento en el que se estabilizó en el 10 por ciento. “Los procesos fueron normatizados y la compañía obtuvo la certificación ISO 9000-2000 en el año 2003 para la línea de formas y valores, en los años siguientes amplió el alcance a toda la compañía. Actualmente se encuentra certificada”, agregó.

El fortalecimiento de la producción de directorios, representó para Danaranjo el repunte en ventas. Impulsados por este rubro, la compañía pasó de 18.000 millones en el 2003 a 23.000 millones de pesos en el 2005, a 25.000 millones en el 2006 y se estima que para este año, superarán la meta de 55.000 millones de pesos. “La compañía se ha concentrado de alguna forma en el negocio de directorios telefónicos con los que ya no solamente esta en el país, todos los departamentos, sino también fuera del país como Costa Rica. Esperamos poder ampliar la presencia en otros mercados”, afirmó.

Torres detalló que otro aspecto relevante dentro del acuerdo de reestructuración fue el ingreso de un nuevo accionista quien realizó capitalizaciones con capital fresco en el 2001 y en el 2006. El apoyo de los acreedores, que se solidarizaron con la empresa en los años 2002 y 2004 cuando fue necesario plazos adicionales, la confianza de los proveedores y las facilidades de crédito otorgadas por algunas de las entidades financieras, fueron, en opinión de Torres, parte de las claves para lograr los buenos resultados que hoy expone.

Para el presidente de Danaranjo herramientas como las propuestas por la Ley 550 han representado la salvación para muchas empresas y más en momentos en los que se registraba una profunda crisis económica como fue la experimentada en 1999. “Permitió, como su nombre lo indica, reactivación empresarial de las compañías que por problemas inherentes a la disminución de las ventas por la recesión y el endeudamiento, no podían cumplir sus obligaciones financieras, fiscales y de proveedores”, destacó el ejecutivo para quien la Ley permitió plazos en condiciones favorables, mientras mejoraba la situación económica del país y la salud empresarial nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?