| 9/2/2005 12:00:00 AM

La Cepal critica la falta de integración económica en América Latina

Según el estudio, los esquemas de integración deben adecuarse de inmediato porque pueden quedar superados por la fuerza de los acontecimientos o por la lógica de las decisiones empresariales.

El favorable escenario económico internacional, aunque con muchos peligros e incertidumbres, implica grandes desafíos para Latinoamérica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).



Al presentar el "Panorama de la Inserción de América Latina y el Caribe 2004 y Tendencias 2005", el secretario ejecutivo de la Cepal, José Luis Machinea, dijo que los países de la región deben buscar caminos para hacerse presente a nivel mundial.



América Latina debe definir una estrategia de competitividad e innovación tecnológica para insertarse en el mundo con propuestas para una y dos décadas, agregó.



Machinea recomendó reflexionar sobre cómo construir un vínculo con China y la región Asia Pacífico; poner énfasis en las políticas públicas que permitan administrar los tratados de libre comercio (TLC) y diversificar las exportaciones.



Asimismo, una mayor coordinación con los países en desarrollo para avanzar en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC).



El extenso informe de la Cepal, que contiene seis capítulos, incluye la evolución del comercio y la economía mundial en 2004 y las perspectivas para el bieno 2005-2006; las negociaciones en la OMC; los desafíos de la integración regional.



Además contempla las relaciones estratégicas de la región con China; las actuales manifestaciones de proteccionismo en países desarrollados; y el comercio, la seguridad y el transporte.



Cepal estima que 2005 será bueno para el comercio de los países de la región, pese a que la economía y el comercio mundial tendrán menos dinamismo, menores incrementos en los precios de los productos básicos, mayor precio del petróleo y mayores tasas de interés.



Para 2006, el volumen mundial exportado será algo superior al de 2005, aunque se registrará una disminución en el crecimiento de los precios de los productos básicos.



Añadió que se ha producido una nueva geografía de flujos comerciales y financieros con mayor presencia de China y los países asiáticos y una fuerte recuperación de la economía de Estados Unidos.



Esta situación ha sido favorable para Latinoamérica y el Caribe al lograr buenos precios internacionales para sus exportaciones, con mejores términos de intercambio, bajas tasas de interés e inflación y positivos resultados fiscales.



Sin embargo, grandes riesgos sobre este escenario se prevén a mediano plazo, como un elevado déficit en la cuenta corriente estadounidense, serias dificultades para que Japón y la Unión Europea aumenten sus ritmos de crecimiento, el alza del precio del petróleo, la potencial amenaza terrorista, entre otras.



Según Cepal, estos riesgos afectan las actuales negociaciones para acceso a mercados y normas comerciales de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y se muestra "poco optimista" ante los avances que pudieran lograrse en la conferencia ministerial, que se celebrará del 13 al 18 de diciembre en Hong Kong, China.



El informe destaca que hasta ahora, en las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC, hay un balance poco alentador debido a la postura de los países desarrollados en el tema de los subsidios agrícolas a sus productores.



Respecto a los procesos de integración en América Latina, la Cepal concluye que se mantienen los tradicionales errores en su implementación, como la debilidad en los mecanismos de solución de controversias, la falta de coordinación macroeconómica.



Según el estudio, los esquemas de integración deben adecuarse de inmediato porque pueden quedar superados por la fuerza de los acontecimientos o por la lógica de las decisiones empresariales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?