| 9/7/2011 8:40:00 AM

La CE espera que los inspectores vuelvan a Grecia la próxima semana

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, dijo que espera que los supervisores internacionales vuelvan a Atenas la próxima semana y expresó su confianza en que Grecia cumpla los requisitos para obtener el sexto tramo de su rescate.

La misión internacional formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional para supervisar el cumplimiento de lo pactado en el rescate griego anunció el pasado viernes su salida de Atenas.

La retirada temporal tenía como objetivo dar más tiempo a las autoridades griegas "para completar el trabajo técnico, entre otras cosas, relacionado con el presupuesto de 2012 y las reformas estructurales para impulsar el crecimiento", recordó hoy Rehn.

"Espero que nuestro jefe de misión, Matthias Mors, y su equipo regresen a Atenas la semana que viene, cuando las autoridades griegas deberían haber terminado el trabajo técnico, para continuar las discusiones sobre las políticas necesarias para completar la revisión", indicó.

Previamente, el Ejecutivo comunitario ya se había declarado listo para enviar a sus supervisores tan pronto como Atenas tuviese los elementos necesarios para continuar con la evaluación.

Rehn se mostró confiado en que, si Grecia cumple con su parte, la decisión de desembolsar los 8.000 millones de euros del sexto tramo del rescate a ese país pueda tomarse "en las próximas semanas".

Atenas anunció ayer que va a acelerar las reformas estructurales y las privatizaciones con el objetivo de recaudar 5.000 millones de euros adicionales en lo que queda del año, una decisión que ha sido recibida con "satisfacción" por la CE. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?