| 11/24/2008 12:00:00 AM

La Caixa facilita negocio de venta de Repsol a Lukoil

MADRID - La caja de ahorros española La Caixa, que negocia con Lukoil para venderle una porción de la petrolera Repsol-YPF, diseña un esquema financiero que le permita a la empresa rusa comprar también otro 20 por ciento en manos de la constructora Sacyr, dijo el lunes una fuente.

La Caixa negocia con los principales bancos acreedores de Sacyr -Santander, Caja Madrid, Citigroup y Calyon- para que esas entidades transfieran a Lukoil el crédito que Sacyr tomara en su oportunidad para comprar su parte en Repsol-YPF, agregó la fuente cercana a la operación.

"Los bancos acreedores de Sacyr están viendo el tema de las garantías y otros aspectos para cerrar una propuesta de financiación para la compra del 20 por ciento en manos de Sacyr, asumiendo el crédito de la constructora", dijo la fuente.

Directivos de La Caixa se reunieron el viernes con los bancos, aunque una portavoz de la caja catalana dijo a Reuters que el proceso se encuentra "en una fase incipiente".

Fuentes próximas a la negociación afirman que Sacyr y Lukoil ya cerraron un acuerdo de venta.

Según las fuentes, el acuerdo es para vender a 28 euros por acción, frente a los 14,75 euros a los que se ofrecía el lunes la acción de Repsol-YPF en la bolsa de Madrid.

En ese valor, Lukoil necesitaría una financiación de más de 10.000 millones de euros (12.776 millones de dólares).

Según documentos oficiales registrados ante el regulador de valores de Estados Unidos (SEC), el crédito que tomó Sacyr para la compra de acciones de Repsol-YPF fue de 5.175 millones de euros y está liderado por Citibank, Santander, Calyon y Caja Madrid.

Si se completa esa operación, Criteria -filial de La Caixa-, Caixa Catalunya y Mutua Madrileña también venderían parte de sus acciones en la petrolera, de manera que Lukoil termine con una participación de casi un 30 por ciento.

SEÑALES CONFUSAS

El Gobierno español dijo la semana pasada que, si bien desea que Repsol-YPF siga siendo administrada por españoles, no se opondrá a las leyes de mercado.

"La reacción por parte del Gobierno a la operación ha sido poco clara", explicó el banco belga Fortis en una nota.

Si "bien se prefiere que Repsol siga siendo una compañía controlada por capital español dado su carácter estratégico, las declaraciones del presidente del Gobierno apuntarían a que no bloquearían la operación, dado que se trata de una compañía privada", agregó.

Muchos analistas creen que es un riesgo que los principales accionistas de Lukoil estén vinculados al Gobierno ruso: el mayor accionista es Vagit Alekperov, ex ministro ruso de Energía.

Pero el jefe de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió la semana pasada el carácter privado de Lukoil tras recordar que la estadounidense ConocoPhillips tiene un 20 por ciento del capital.

"Sería de una enorme ingenuidad creer en su independencia (de Lukoil) del Gobierno (ruso), cuando añadimos el hecho de que en torno al 90 por ciento de sus reservas se sitúan en territorio ruso", añadió Fortis.

"Aunque ConocoPhillips tiene un 20 por ciento de las acciones, no pensamos que esta participación la convierta en una compañía independiente de poderes públicos", concluyó.

La historia de Repsol-YPF con Lukoil de todos modos no es nueva. La firma española reconoció el lunes que negoció a finales del 2006 un acuerdo de cruce de participaciones con Lukoil, pero que descartó esa opción a principios del 2007 sin haber recibido presiones externas.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?