| 7/2/2008 12:00:00 AM

La cadena Marks and Spencer hizo una sorprendente advertencia sobre sus ganancias y sobre la disminución del consumo

LONDRES - La cadena minorista británica Marks and Spencer emitió el miércoles una impactante advertencia sobre sus ganancias y dijo que era probable que una desaceleración en el consumo se profundice y se extienda más que lo esperado.

Las acciones de la firma se hundían más de un 20 por ciento a cerca de un mínimo de siete años.

El grupo de vestimenta, alimentos y productos para el hogar indicó que las ventas en sus tiendas británicas abiertas por al menos un año cayeron un 5,3 por ciento en las 13 semanas que terminaron el 28 de junio.

Además, la minorista dijo que su negocio de alimentos para clientes de altos ingresos había perdido participación de mercado, dado que los compradores se desplazaron hacia rivales con menores precios.

En una actualización de su desempeño publicada una semana antes que lo planeado, Marks and Spencer anunció que Steven Esom, jefe de alimentos, dejaba la firma tras sólo un año en el cargo y que la compañía buscaría más iniciativas para reconquistar clientes.

El presidente Stuart Rose dijo que el informe de ventas era "efectivamente, un reducción de perspectivas de ganancias" y advirtió que podría haber más en el futuro.

"No puedo creer que esto sea un problema exclusivo de Marks & Spencer (M&S), sino que definitivamente es una desaceleración minorista y que no sabemos hacia donde va," indicó a la prensa.

Los analistas de la correduría Kaupthing estuvieron de acuerdo. Las acciones de otras empresas minoristas, como las del grupo de ropa Next -dueño de las tiendas Kingfisher y los supermercados J Sainsbury-, también caían.

"Parece probable una tanda de reducción de estimaciones. Si bien recortamos numerosos pronósticos en nuestra informe bajista sobre el sector, en realidad algunos serían insuficientes," sostuvieron los analistas de Kaupthing.

Rose aseguró que la desaceleración del consumo probablemente será "peleada por más tiempo y con mayor dificultad" que lo previsto anteriormente, dado que los compradores afrontan un encarecimiento del combustible, de los alimentos y de los costos hipotecarios.

"Con seguridad esto entrará en el 2009. No hay signos de alivio en lo absoluto," afirmó el ejecutivo.

A las 1240 GMT, (7:40 hora colombiana) las acciones de M&S se desplomaban un 19,89 por ciento, a 254,75 peniques, lo que valuaba a la firma en alrededor de 4.100 millones de libras (8.100 millones de dólares).

Las ventas comparables de mercadería general cayeron un 6,2 por ciento en el período de 13 semanas, pero M&S dijo que mantenía su participación de mercado en vestimenta y que se destacaba en productos para el hogar.

Las ventas mismas tiendas en el negocio de alimentos para clientes con altos ingresos descendieron un 4,5 por ciento y Rose señaló que M&S estaba perdiendo participación en ese mercado.


 

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?