| 12/16/2005 12:00:00 AM

La Bolsa de Tokio cierra temprano en medio de pánico

El índice Nikkei cayó un 2,9%

Las operaciones provocadas por el pánico ante la investigación criminal de una conocida empresa de internet obligaron a la Bolsa de Tokio el miércoles a cerrar 20 minutos antes de tiempo cuando los precios caían en picada.

Fue la primera vez que se suspendieron las operaciones antes de tiempo porque las computadoras no podían manejar una oleada de transacciones.

El índice Nikkei 225 cayó 464,77 puntos, o 2,9%, su caída más fuerte en una sola rueda desde el 10 de mayo del 2004.

En la víspera, el índice de referencia cayó 2,8% en medio de informes sobre una amplia investigación criminal de denuncias de que Livedoor Co. había ocultado grandes pérdidas. El índice ha caído casi 6% en dos días.

"Inversores individuales y extranjeros están vendiendo, presas del pánico", dijo Satoru Otsuka, economista del instituto de investigaciones Mizuho de Tokio. "El problema es que no tenemos la menor idea de cómo evolucionará el problema de Livedoor".

Los inversores y el público observaron con estupor el lunes por la noche cuando los procuradores fiscales allanaron la sede en Tokio de Livedoor bajo sospecha de violación de las leyes de valores al dar información falsa.

Livedoor, fundada en 1997, brinda servicios de internet tales como consultoría, telecomunicaciones, portales móviles y desarrollo de programas. Ha comprado participaciones en otras empresas y reunido fondos mediante la venta de acciones propias.

La preside Takafumi Horie, de 33 años, una celebridad por tratarse de un intelectual convertido en empresario, algo desusado en Japón. Ha tratado infructuosamente de comprar un conglomerado de empresas periodísticas y un equipo de béisbol, y aparece con frecuencia en la televisión.

El diario Yomiuri Shimbun, de circulación nacional, informó que se sospecha que Livedoor ocultó un déficit de 8,7 millones de dólares en su balance anual de septiembre de 2004.

Horie niega haber cometido un delito, y las autoridades se excusaron de hacer declaraciones.

El llamado "shock Livedoor" ha ganado las primeras planas con titulares tamaño catástrofe desde que se produjo el allanamiento.

La caída del mercado afectó no sólo a compañías de internet sino a empresas electrónicas tradicionales como Sony, Canon y Toshiba.

Las pérdidas se debieron también a la decepción ante los balances de grandes empresas estadounidenses como Intel y Yahoo, así como a la advertencia sobre el cese de las operaciones debido a la imposibilidad de procesarlas, dijo Seiichi Miura, estratega de inversiones en Mitsubishi UFJ Securities Co.

"La causa fue triple: Livedoor, Estados Unidos y la embarrada de la Bolsa de Tokio", dijo Miura.

La Bolsa prevé iniciar las operaciones del jueves por la tarde con 30 minutos de demora, anticipando un volumen enorme de transacciones, informó la agencia noticiosa Kyodo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?