| 11/25/2008 12:00:00 AM

La aseguradora AXA redujo sus proyecciones de utilidad para el año.

PARIS- AXA, la segunda mayor aseguradora de Europa en términos de primas, dijo el martes que la tormenta financiera global la obligó a reducir su pronóstico de utilidades subyacentes del 2008 y ha vuelto a sus metas financieras del 2012 cada vez más "obsoletas".

El presidente ejecutivo de AXA, Henri de Castries, dijo a Reuters en una entrevista telefónica que la aseguradora francesa fijaría nuevos objetivos de largo plazo sólo cuando se estabilicen las condiciones del mercado.

Las turbulentas y volátiles bolsas deberían pesar sobre la rentabilidad del negocio de seguros de vida y de administración de activos en el 2009, aunque la tendencia ha seguido "positiva" en seguros de inmuebles y contra accidentes, explicó.

"Fijaremos nuevas metas de largo plazo cuando los mercados se estabilicen y tengamos más visibilidad", comentó Castries.

"El mundo está sufriendo una crisis financiera sin precedentes, pero el grupo permanece rentable en medio de condiciones de mercado extremas", sostuvo.

En un comunicado entregado en una conferencia de inversionistas de AXA en París, el grupo dijo que su balance financiero seguía fuerte, con un sólido nivel de solvencia regulatoria, lo que le permitiría absorber los futuros impactos del mercado.

El ratio de solvencia de Nivel 1 de AXA rondaba el 135 por ciento a fines de octubre del 2008, señaló.

AXA dijo que ahora estimaba que su utilidad subyacente del 2008 será de entre 3.600 millones y 4.000 millones de euros (5.000 millones de dólares).

En agosto, AXA había pronosticado ganancias subyacentes en línea con las del 2007, de 4.960 millones de euros, si las condiciones de mercado no se deterioraban sustancialmente. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?