| 11/28/2011 3:20:00 PM

Kroes plantea subida de precios de fibra y cobre si los operadores invierten

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, consideró posible hoy permitir unas tarifas mayoristas y minoristas más altas por el acceso a las líneas de fibra óptica y de cobre, si los operadores se comprometen a invertir en redes de banda ancha de alta velocidad.

"Nuestro objetivo es garantizar que los mercados sepan que la inversión en redes de acceso de nueva generación -normalmente de fibra óptica, que permiten una velocidad de descarga de más de 80 megabytes- es rentable a largo plazo", declaró Kroes durante una conferencia organizada por la Asociación Europea para la Competitividad de las Telecomunicaciones (ECTA).

La comisaria señaló que actualmente explora la posibilidad de que los precios de las líneas de cobre "puedan ser ajustados gradualmente tras cierto periodo".

"Mientras, se permitirían unos precios más altos mayoristas y minoristas para los productos de las redes de acceso de nueva generación, y posiblemente también para los productos de las redes de cobre, por un periodo de transición, si los operadores se comprometen a invertir" en las líneas modernas, indicó.

Asimismo, Kroes insistió en la necesidad de salvaguardar la competencia: "Quiero un acceso libre para todos, certidumbre para la industria y el mejor precio para los consumidores".

La Comisión cerró hoy dos consultas públicas sobre los precios de acceso a las redes y la no discriminación en el mismo.

Por el momento, la Comisión va a llevar a cabo una evaluación de las respuestas recabadas del sector y los consumidores antes de tomar una posición, señalaron fuentes comunitarias.

Los operadores históricos han venido solicitando a la Comisión un entorno legislativo que les proporcione "certidumbre" para desplegar las nuevas infraestructuras de fibra, fundamentales para modernizar y ampliar la velocidad de las conexiones a internet, pero que consideran una inversión arriesgada por la alta suma que implica.

Por su parte, ECTA, que representa a los operadores alternativos, expresó en un comunicado que "no está justificado" que los consumidores y los operadores alternativos tengan que pagar más que el coste real de las redes de cobre, "cuando los operadores tradicionales no están invirtiendo" en nuevas infraestructuras de banda ancha de alta velocidad.

Según un estudio del pasado abril impulsado por la organización, en algunos países el nivel de cargos mayoristas llega a doblar la cantidad que realmente pagaron los grandes operadores cuando construyeron las redes de cobre hace décadas.

"Si se permite a las firmas dominantes recibir subsidios para invertir en redes de fibra y que a su vez sigan obteniendo o aumentando los excesivos beneficios de sus redes anteriores, entonces esos subsidios deben ser compartidos en provecho de todos", comentó el presidente de ECTA, Tom Ruhan.

En su opinión, los operadores históricos reciben "excesivos" beneficios por sus líneas de cobre "pagadas por sus clientes", de forma que "deberían devolver el dinero reduciendo los cargos por el uso de redes de fibra de alta velocidad".

"De forma alternativa, el dinero podría ser canalizado en un fondo disponible para otros potenciales inversores en líneas de fibra", concluyó.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?