| 4/9/2007 12:00:00 AM

Kerkorian ofrece 4.500 millones de dólares por Chrysler

En un comunicado, Tracinda dijo que desea "adquirir y fortalecer" al atribulado fabricante de automóviles, y "le ofrecerá a la UAW (siglas en inglés del Sindicato de Trabajadores Automotrices) y a la gerencia de Chrysler la oportunidad de participar como socios inversionistas en la transacción".

Detroit.- Tracinda Corp., empresa del multimillonario Kirk Kerkorian, ofreció el jueves 4.500 millones de dólares en efectivo por la unidad Chrysler de DaimlerChrysler AG.

DaimlerChrysler ha estado explorando la posibilidad de vender su división Chrysler.

Han Tjan, director de comunicaciones corporativas de DaimlerChrysler en Nueva York, dijo que el fabricante de automóviles alemán-estadounidense está conversando con posibles socios con respecto a una venta y el presidente está satisfecho con el proceso.

"Todas nuestras opciones siguen abiertas. Para nosotros, hablar acerca (de Tracinda) es especular", señaló Tjan.

Tracinda, con sede en California, dijo que su oferta está sujeta a que Chrysler alcance un nuevo acuerdo en el contrato colectivo con el Sindicato de Trabajadores Automotrices, así como un trato con DaimlerChrysler en torno a compartir los pasivos de pensiones y los costos de gastos médicos de los jubilados de Chrysler, para los cuales no hay fondos.

Las acciones de DaimlerChrysler avanzaron 2,39 dólares, el 3%, hasta ubicarse en 83,38 dólares en la Bolsa de Valores de Nueva York tras el anuncio.

Desde hace tiempo Kerkorian ha estado interesado en compañías automotrices.

A fines del año pasado vendió la última parte de lo que alguna vez fue casi un 10% de participación en General Motors Corp., el mayor fabricante de automóviles del mundo. Anteriormente fue uno de los principales accionistas de Chrysler Corp.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?