| 2/25/2008 12:00:00 AM

Junta del Banco de la República se reune con empresarios de los Santanderes

Bogotá.- En el día de hoy, 25 de febrero de 2008, se reunieron en Cúcuta el Gerente del Banco de la República y los Codirectores de la Junta Directiva con un grupo de empresarios representantes de diferentes sectores de la economía, con el fin de analizar e intercambiar opiniones sobre la situación y perspectivas de la actividad económica del país.

En lo que va corrido del año se ha llevado a cabo una reunión en Pereira y durante el primer semestre se llevarán a cabo reuniones en las ciudades de Ibagué, Barranquilla, Bogotá, Medellín y Cali.

En esta ocasión asistieron Abraham Abrahim Rodríguez, Gerente Propietario de Inversiones Gabra S.A.; David Ararat Mafla, Gerente de Cerámica Italia; Israel Bahar Levy, Presidente de la Cámara de Comercio de Cúcuta; Juan Carlos Barco Montezuma, Gerente de Tejar de Pescadero; Eduardo Carvajal Puyana, Gerente de Urbanas S.A. Constructora; Edgar Hernán Fuentes Camacho, Gerente de Copecaña Ltda.; Leonardo Giraldo Betancourt, Gerente de Transformadores CDM Ltda.; Germán Enrique Gómez Jaime, Gerente de Calzado Marysabel Ltda.; Jorge Teobaldo Gómez Santander, Gerente de Leche La Mejor; Guillermo Alexander Infante Santos, Gerente Comercial de Arrocera Gelvez S.A.; Gustavo Mejía Esparza, Gerente del Grupo Nova; Leopoldo Montañez Cruz, Presidente de Transportadora de Gas del Interior S.A. ESP. T.G.I.; Alberto Montoya Puyana, Rector de la Universidad Autónoma de Bucaramanga; Luis Alberto Rangel Becerra, Gerente de Centrales Eléctricas Norte de Santander; y Humberto Vanegas Ramírez, Gerente de Preconcretos.

El Gerente General del Banco de la Republica, doctor José Darío Uribe, recordó que el Banco de la República maneja la política monetaria a través de una estrategia de inflación objetivo flexible, la cual implica tasas de interés de intervención que aseguren que la inflación proyectada se sitúe cerca de la meta en un tiempo razonable, y que la economía crezca a una tasa sostenible. En este marco, afirmó, “la credibilidad es un factor clave para asegurar la efectividad de dicho esquema”. En los últimos meses, sin embargo, “la inflación y las expectativas a diferentes plazos han aumentado, y lo han hecho por encima de lo esperado”. Esta fue una de las razones por las cuales la Junta Directiva decidió aumentar en 25 p.b. las tasas de interés de intervención.

Así mismo, el doctor Uribe sostuvo que “fue necesario actuar para que los choques exógenos de precios sean temporales, y para que la demanda y las expectativas de inflación sean coherentes con el logro de las metas de inflación y un crecimiento económico sostenible”.

Adicionalmente, el análisis que realizó la Junta Directiva sobre la situación actual y las perspectivas de la economía colombiana señaló que la actividad económica sigue sólida y el mercado laboral se ha fortalecido. Así mismo, que la economía crece por encima de su potencial, la inversión extranjera directa crece a altas tasas y los términos de intercambio del país continúan subiendo, impulsando así el ingreso de los colombianos.

En contraste, la situación económica internacional es altamente incierta y las acciones pasadas de política monetaria han venido actuando en la dirección esperada. Sin embargo, al analizar la situación de la economía internacional, tal como lo afirma el comunicado de prensa de la Junta, se concluye que “la desaceleración en los Estados Unidos y Europa aún no muestra señales de contagio sobre la economía colombiana.

 

Los flujos comerciales mantienen su dinamismo y la confianza de los inversionistas internacionales en nuestra economía continúa firme. Las entradas netas de capital extranjero, por ejemplo, se explican por la dinámica de inversión extranjera directa y no por flujos de capital de corto plazo inducidos por diferenciales de tasa de interés entre Colombia y el exterior”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?