| 1/30/2009 12:00:00 AM

Judd Gregg podría ser Secretario de Comercio de Obama

WASHINGTON  - El senador republicano Judd Gregg confirmó el viernes que el presidente Barack Obama podría nominarlo como secretario de Comercio de Estados Unidos.

Ese cargo es el único del gabinete que le queda por llenar a Obama luego de que su primera opción, el gobernador de Nuevo México Bill Richardson, rechazara el ofrecimiento.

"Yo sé que mi nombre es uno de los que está siendo considerado por la Casa Blanca para secretario de Comercio, y estoy honrado por ser considerado, junto con otros, para el cargo", dijo Gregg en un breve comunicado emitido por su oficina.

"Aparte de esto, no hay nada más que pueda decirles en este momento", indicó el senador por Nueva Hampshire.

Una fuente demócrata dijo a última hora del jueves que Obama estaba considerando a Gregg e inclusive consultando con los miembros del Senado sobre la posibilidad de elegirlo.

La fuente dijo que Obama se había alejado del ejecutivo de Silicon Valley, John Thomson, que sólo dos días atrás era considerado como el favorito.

Si Gregg dejara el Senado, el gobernador demócrata del estado, John Lynch, podría nombrar a un demócrata en su reemplazo.

Si ésto ocurriese y el candidato Al Franken sobrevive a un cuestionamiento de la justicia a su aparente estrecha victoria en Minnesota, los demócratas tendría una mayoría de 60 bancas en el Senado, lo suficiente para impedir obstáculos de procedimiento de los republicanos.

Pero la fuente demócrata vaticinó que Lynch muy posiblemente designe a un republicano, aduciendo que nombrar a un demócrata "podría ser una medida extremadamente poco popular en el estado".

Sin embargo, la fuente señaló también que el gobernador podría nombrar a un republicano moderado que frecuentemente vote en línea con los demócratas.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?