| 5/20/2012 11:00:00 AM

Jefe del Banco Central Brasil apunta a más recortes de tasas

Brasil podría seguir bajando sus tasas de interés en un esfuerzo por acelerar la recuperación económica, dijo el presidente del Banco Central Alexandre Tombini en una entrevista publicada el domingo, destacando que el tema será decidido con extremo cuidado en el futuro.

Tombini también afirmó al periódico O Globo que la inflación debería desacelerarse al centro de la meta de un 4,5 por ciento para fines del 2012 desde su actual nivel de un 5,1 por ciento en el año hasta abril.

El jefe del Banco Central desestimó las preocupaciones por la reciente depreciación del real y la probabilidad de que eso aumente las presiones inflacionarias.

"Recientemente fijamos una dirección. Esa dirección sigue válida con respecto al futuro de la política monetaria (.. .) ese proceso en el futuro debe hacerse con parsimonia y cuidado", declaró.

Sus comentarios se producen en momentos en que la actividad económica de Brasil cayó por tercer mes consecutivo en marzo, aumentando la presión sobre el Banco Central para recortar aún más su tasa de interés desde el actual 9 por ciento.

La mayor economía de América Latina se ha mantenido estancada desde que casi cayó en recesión en la segunda mitad del 2011, desatando un ciclo agresivo de alivio y un flujo de estímulo económico.

Se prevé ampliamente que la economía brasileña crecerá por sobre el magro 2,7 por ciento anotado el año pasado. El PIB de Brasil creció un impresionante 7,5 por ciento en el 2010.

El Banco Central ha comprado dólares para detener la apreciación del real que afecta a los exportadores brasileños.

Sin embargo, el deterioro de la situación en la zona euro ha llevado al real a devaluarse en las últimas semanas. Esta semana el dólar sobrepasó los 2 reales, alimentando los temores de presión inflacionaria.

Cuando se le preguntó si temía que el real se hubiera debilitado, Tombini respondió: "Cuando sea necesario, intervendremos los mercados. La situación internacional es desafiante pero tenemos herramientas. Estamos mejor preparados que en el pasado", agregó.

El funcionario sostuvo que un aumento en las reservas internacionales, una mayor liquidez y una ratio menor de deuda sobre el PIB, deberían ayudar a Brasil a mantenerse erguido ante cualquier gran golpe externo.

Tombini dijo que los esfuerzos del Gobierno para reducir los diferenciales de las tasas de interés en el sistema bancario estaban teniendo éxito. También indicó que las tasas de moratoria estaban cayendo.
"La búsqueda de créditos debería ser más fuerte", agregó. Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?