| 10/5/2011 8:00:00 AM

Japón reafirma disposición a comprar nuevos bonos del Fondo de Estabilidad

Japón está preparado para respaldar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con la adquisición de nuevos bonos en caso de una nueva emisión, para solventar el problema de deuda de Grecia y otros países de la zona.

"Consideraremos ofrecer apoyo a Europa, incluyendo la compra de bonos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, teniendo en cuenta nuestra contribución a la estabilidad financiera en Europa", dijo Osamu Fujimura, el ministro portavoz. 

Tanto el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, como el titular de Finanzas, Jun Azumi, apuntaron anteriormente que, en caso de nueva emisión, Japón podría comprar un volumen similar al adquirido para los rescates de Irlanda y Portugal.

Japón se hizo con el 20% de estos títulos cuando se emitieron en enero y junio de este año, lo que equivale a unos 2.700 millones de euros.

Fuentes del Gobierno nipón indicaron, sin embargo, que todavía no se ha establecido ni el volumen ni la fecha de eventuales nuevas compras de bonos, y señalaron que dependerán en gran parte del acuerdo para el rescate griego que alcancen los 17 países de la zona del euro.

Tokio ha expresado su confianza en que los estados que comparten la moneda única logren aplicar el segundo plan de rescate griego, ya que cree que ayudaría a frenar la fuerte apreciación del yen frente al euro, que ayer se llegó a intercambiar brevemente por 100,96 yenes, su mínimo en 10 años.

La crisis de deuda europea y la ralentización en EEUU han llevado a que muchos inversores se refugien en el yen, lo que ha contribuido a fortalecerlo y ha provocado que los exportadores nipones, que contribuyen en un 40% al PIB nacional, pierdan competitividad y vean recortados sus beneficios al repatriarlos. 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?