| 3/1/2006 12:00:00 AM

Japón a punto de proclamar victoria sobre la deflación

La victoria oficial contra la deflación debería ser próximamente proclamada por el Banco de Japón (Boj).

Con el probable anuncio el viernes de un alza de los precios al consumo en el mes de enero, Japón se dispone a enterrar ocho años de deflación, un inusual fenómeno que lastró durante ocho años la segunda economía del mundo.

El índice de precios al consumo -exceptuados los productos frescos- debe registrar un alza interanual de 0,3% a 0,6% en enero, según un sondeo realizado por el diario de negocios Nikkei entre 24 economistas.

Los precios en Japón retrocedieron de forma constante desde el verano boreal de 1998, aunque finalmente se estabilizaron en octubre de 2005. Luego aumentaron 0,1% en noviembre y en diciembre. Al mismo tiempo, el crecimiento económico se reactivó claramente (+5,5% en octubre-diciembre en ritmo anual).

Así, la victoria oficial contra la deflación debería ser próximamente proclamada por el Banco de Japón (Boj).

El Boj parece en efecto dispuesto a acabar con la política de créditos gratuitos con la que generosamente inunda desde 2001 a los bancos, con un tipo de interés nulo. Esa política tenía como objetivo reactivar el crédito y la actividad económica, además de frenar la caída de los precios.

La mayoría de los economistas apuesta por una subida de las tasas de interés, en abril o incluso desde marzo.

Según un sondeo realizado por Merrill Lynch entre 45 grandes inversionistas internacionales, 87% de ellos piensan que Japón salió definitivamente de la deflación, y 71% esperan que los precios se mantengan estables en los próximos seis meses.

"Las tarifas de publicidad y de transportes están en alza. Los alquileres y los precios de otros servicios también suben (...) Esto es la prueba que Japón está saliendo de la deflación", opina Masuhisa Kobayashi, economista de Barclays Capital.

"La deflación ya pertenece a la Historia", coincide Noriko Hama, macroeconomista de la Universidad Doshisa de Kyoto, que considera que ocho años consecutivos de baja de precios fueron para Japón "una purga de los excesos de capacidades de producción, que ninguna otra economía moderna conoció". La deflación es un fenómeno rarísimo, desconocido en el mundo capitalista desde los años 1930.

En Japón, fue consecuencia del estallido de la burbuja especulativa financiera e inmobiliaria de los años 1980: la economía japonesa, demasiado grande y endeudada, tuvo súbitamente necesidad de adelgazar, reseñó AFP.

El boom de la demanda china, que contribuyó en los últimos años a reactivar la economía japonesa, así como la política monetaria del Boj (con tasas de interés casi nulos), también ayudaron a Japón a salir de la espiral deflacionista.

El gobierno nipón, que ve con malos ojos un retorno a las tasas de interés positivas -ello encarecería el coste de la deuda, una de las mayores entre los países desarrollados-, no deja de advertir que posiblemente la deflación no esté totalmente derrotada.

El ejecutivo alega que los precios al consumo en Japón -que, contrariamente a la mayoría de los demás países, no excluye el precio de la energía- pueden estar artificialmente inflados por la subida de las cotizaciones del petróleo.

"No creo que la economía haya salido de la deflación", reiteró el lunes el Primer ministro Junichiro Koizumi, aunque dio a entender que respetaría una eventual subida de las tasas de interés.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?