| 2/25/2011 3:40:00 PM

Japón pide a Bolivia no perder tiempo para sellar una alianza sobre el litio

Japón pidió hoy a Bolivia no perder el tiempo para definir una alianza para explotar las reservas de litio del salar de Uyuni, al acabar un seminario en que aclaró que este país andino no está en condiciones de dar ya el salto para la fabricación de automóviles eléctricos.

La Paz -"Bolivia es un competidor de países como Chile y Argentina. Entonces tenemos que ahorrar tiempo, no debería perder el tiempo y pronto deberíamos trabajar juntos", dijo el embajador de Japón en La Paz, Toshio Watanabe, al ser consultado sobre qué necesita Bolivia para la industrialización de su litio.

El diplomático participó en la clausura del "Seminario de Desarrollo de Sectores Estratégicos en Bolivia", organizado durante dos días por su país en La Paz con la participación de una misión de 40 funcionarios, empresarios y científicos japoneses.

Watanabe dijo que Tokio ofrece "gratuitamente, sin condición", al Gobierno de Evo Morales una "filosofía de tecnología diferente" más efectiva y económica, para extraer el litio de las salmueras de Uyuni, que las técnicas que ofrecen otras empresas.

Con ese propósito, Japón quiere trabajar con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol, estatal) en la instalación de una planta piloto que el Gobierno de este país construye desde 2009 en el salar de Uyuni para fabricar carbonato de litio.

En el seminario, Japón también advirtió que Bolivia aún tiene un largo camino por delante para industrializar su litio y no parece posible que de un momento a otro empiece la fabricación de baterías del metal o automóviles eléctricos, como ansía Morales.

El viceministro parlamentario de Economía, Comercio e Industria de Japón, Kaname Tajima, dijo que las baterías de litio "no se las puede hacer de la noche a la mañana" y que lo primero que se necesita es la capacitación del capital humano.

Tajima respondió así a una exigencia de Morales de que se instale en Bolivia una fabrica de automóviles eléctricos, como condición para asociarse con Japón en la explotación del salar de Uyuni, que tiene, según su Gobierno, la mitad de la reserva mundial de litio.

Tajima y otros funcionarios nipones advirtieron que Japón tardó 60 años tras la Segunda Guerra Mundial para llegar a su actual nivel en la fabricación de automóviles eléctricos.

En Uyuni, donde Morales quiere que se instale la fábrica de baterías de litio, no hay infraestructuras elementales ni nada que garantice un desarrollo industrial, comentaron a Efe funcionarios japoneses y bolivianos durante el foro.

Uyuni, cerca de la frontera con Chile, no tiene carreteras en buen estado ni compañías proveedoras de una gran fábrica, ni siquiera el agua o la electricidad necesarias para el desarrollo de un proceso industrial, apuntaron esas fuentes.

El plan oficial aspira a mostrar resultados con el litio antes de diciembre de 2014, año de campaña electoral en Bolivia, en la que Morales ha dicho ya que pretende una segunda reelección para un tercer mandato, hasta 2020.

Para esa misma época, Morales pretende tener en funcionamiento en esa región una planta geotérmica que producirá 100 megavatios, con infraestructura que será financiada por Japón conUS$ 500 millones.

El director de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, Hirofumi Matsuyama, dijo hoy a Efe que espera que en marzo se firme el crédito con La Paz para comenzar la construcción de la planta, la más grande de su tipo en el continente. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?