| 11/12/2011 8:00:00 AM

Japón da impulso a agenda de libre comercio de la APEC

La disposición de Japón de sumarse a las negociaciones de libre comercio de Asia Pacífico dio un gran impulso a la campaña del presidente Barack Obama por reafirmar el liderazgo de Estados Unidos en la región económicamente más dinámica del mundo y fomentar el crecimiento en su país.

Obama busca relanzar las relaciones con las naciones del Pacífico y ofrecer un contrapeso al creciente poder de China en la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico, que se realiza este fin de semana en Honolulú.

En momentos en que la crisis de deuda envía olas de choque a todo el mundo, la reunión anual de los 21 miembros de la APEC, que corresponden a más de la mitad de la producción total del mundo, también se está convirtiendo en foro para presionar a la zona euro para que resuelva sus problemas y para que las economías de Asia Pacífico fortalezcan sus defensas contra sus consecuencias.

Estableciendo el tono, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, abrió las negociaciones ministeriales advirtiendo: "Las apuestas son altas para todos nosotros".

Los funcionarios estadounidenses tenían razones para mostrarse optimistas, después de que el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, anunciara en Tokio que la tercera mayor economía del mundo quiere sumarse a las negociaciones lideradas por Washington para formar el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica entre nueve países.

Si se incorpora a Japón y se cierra el acuerdo, se crearía un mercado regional cerca de un 40 por ciento mayor que el de las 27 economías de la Unión Europea.

El anuncio de Tokio marca un avance en los esfuerzos de Washington por crear una nueva zona de libre comercio y arrebatar el rol de liderazgo de Pekín, que ha logrado profundos avances económicos en la región.

"Como un país comercial que ha construido su prosperidad actual, nosotros debemos aprovechar el crecimiento de la región Asia Pacífico", dijo Noda en Tokio antes de partir rumbo a la cumbre.

Si bien dio la bienvenida a la decisión, el representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, insistió en que Japón debe estar preparado para cumplir los "altos criterios" de comercio libre que las negociaciones buscan al reducir las barreras a la agricultura, servicios y manufacturas.

Esto podría resultar un enorme obstáculo para Japón, donde los agricultores han protestado contra la eliminación de las medidas proteccionistas.

Japón también debe superar el escepticismo del Congreso de Estados Unidos y de los líderes de negocios y laborales estadounidenses respecto a si estará realmente comprometido a igualar las condiciones en el comercio.

Al menos una importante compañía estadounidense, Ford Motor Co, dijo que se opone a permitir que Japón ingrese a las negociaciones del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica, porque cree que Tokio no está preparado para abordar el tema de las barreras que bloquean las importaciones de autos de Estados Unidos.

Australia elogió el interés de Japón en un acuerdo detallado, y su ministro de Comercio, Craig Emerson, dijo que es "un hecho extremadamente positivo". Reuters


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?