| 6/7/2009 12:00:00 AM

Japón y China acuerdan más intercambio económico

Japón y China acordaron el domingo fortalecer sus intercambios comerciales, tecnológicos y los de otras áreas tras considerar que sus relaciones tienen un impacto considerable en la economía global.

Además, Japón pidió a China su apoyo a una resolución del Consejo de Seguridad para castigar a Corea del Norte por su prueba nuclear del mes pasado.

El foro económico _ el segundo tras la ronda de Beijing en 2007 _ no incluyó temas políticos como los reclamos de las reservas de gas natural en el Mar del Este de China.

Los dos países acordaron iniciar conversaciones bilaterales y de cooperación sobre el cambio climático, conservación de energía y tecnología, dijeron en una conferencia de prensa conjunta el ministro japonés de Relaciones Exteriores Hirofumi Nakasone y el viceprimer ministro chino Wang Qishan.

China es el mayor socio comercial de Japón, que es a su vez uno de los mayores inversionistas en China.

Nakasone se reunió por separado con su colega chino Yang Jiechi para solicitar el respaldo de Beijing a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte por su prueba nuclear subterránea.

China y otros cuatro miembros del Consejo de Seguridad, junto con Japón y Corea del Sur, finalizan unas negociaciones a puerta cerrada. Japón y Estados Unidos propusieron sanciones duras contra Pyonyang y Washington amenazó incluso con adoptar sanciones económicas por su cuenta.

El domingo por la mañana, el ministro de Economía y Comercio Toshihiro Nikai dijo que Japón y China acordaron negociar sobre los derechos de propiedad intelectual, un área que preocupa a las empresas japonesas que vieron muchos de sus productos, entre ellos automóviles y electrodomésticos, copiados ilegalmente y vendidos en el mercado chino.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?